Los sobrevivientes

David Bonyuet's picture

Los sobrevivientes de Venezuela tendrán una historia épica que contarle a sus hijos, asumiendo por supuesto que podamos sobrevivir a esta catástrofe del chavismo y nuestros hijos no sean masacrados por la dictadura. Fue público y notorio que a Oscar Perez le dieron “diálogo”: nada de fiscales públicos a pesar de toda la evidencia de que pidió condiciones para entregarse. Habían civiles inocentes... y les dieron “patria”. Una mujer embarazada... y le dieron “amor”. Ahora hay paz... ¡como en los cementerios!

No hay un solo poblado o ciudad que no haya sido afectada por los llamados saqueos, o conatos de saqueos, o chantajes del SUNDDE con lo cual queda demostrado que el chavismo es el robo descarado en acción. Pero lo que verdaderamente arrecha a todo el pueblo, son esos diálogos tan cómodos y felices que se llevan en República Dominicana. Amigo lector, no me malinterprete: hasta en las peores guerras hay negociaciones, pero nunca en la historia se había visto un gobierno que se hace llamar democrático que chantajea al pueblo con la comida y luego exige que cualquier ayuda humanitaria sea distribuida precisamente por el causante de la escasez. Si ese diálogo se estuviera llevando a cabo bajo las mismas condiciones de alimentación del venezolano promedio, usted ya habría visto que ellos llegan a un acuerdo rapidito en un par de días... tristemente es muy fácil dialogar pura paja con la panza llena. La única conclusión que han llegado con esos diálogos arreglados es que la comida gratis es muy sabrosa.

Nadie duda que el objetivo del socialismo es liquidar a los venezolanos para terminar de entregar el país a los Castro, o los Rusos o a los chinos. Mientras tanto los venezolanos están huyendo desesperadamente por todos los medios, por todas las fronteras. Aunque Hinterlaces dice que: “37 % no se considera ni chavista ni opositor”, Consultores 21 denuncia que: “4 millones de venezolanos han emigrado en los últimos años”. No hay duda, los políticos están perdiendo más votos por emigración que por decepción. Por primera vez se están formando colonias de venezolanos en otros países y muchos desde lejos dicen: ¡esa catástrofe no es Venezuela! Pero usted ya lo sabía: ¡todo esto es parte del plan! Los Castro han gobernado Cuba gracias a que los más aguerridos demócratas tuvieron que huir, dejando la isla abandonada a unos pocos sobrevivientes que no pudieron defenderla contra la tiranía. ¿Ahora nota la semejanza?

La dirigencia opositora está tan ocupada dialogando en las nebulosas, que no se han enterado que de ellos lograr un acuerdo de elecciones en este infierno, muchos venezolanos sobrevivientes probablemente no votaran. Todos queremos salir de esta desgracia, pero no hay confianza ni en el sistema, ni en el proceso, ni en los resultados, ni en los objetivos. ¿Alguna vez se defendió a los diputados del Amazonas? La única unidad parece ser la de dejar abandonados a María Corina, Juan Pablo Guanipa y a Andrés Velásquez. Ignorando las denuncias de multicedulados y centros fantasmas, ¿que paso con todos esos votantes que confiaron en la oposición y perdieron sus trabajos, becas o beneficios? Muchos de esos pocos sobrevivientes del chantaje gubernamental ya no volverán a votar ni por el culpable, ni por el indolente: ¡el liderazgo opositor está arrancando unas elecciones perdiendo!

El chavismo es tan perverso que hace imposible que los venezolanos voten, el REP funciona a medias, mientras que en el extranjero en ninguna embajada o consulado ese servicio funciona. ¡El registro electoral permanente está permanentemente muerto!... pero ese tópico no está en discusión en el famoso diálogo. Tampoco está en discusión que todos los votantes del área de Miami tampoco podrán votar. Es curioso, pero la oposición está dialogando ir a unas elecciones ¡sin tener electores!

Mientras que para Jesús Faría: “es hipócrita y perverso decir que aquí hay una crisis humanitaria”, es evidente que el chavismo es peor que las siete plagas que cayeron en Egipto: saqueos, vandalismo, epidemias, secuestros, robos, hambre, falta de agua o agua putrefacta por las cañerías, sin energía eléctrica, sin medicinas, sin gas, sin gasolina, sin repuestos, sin recursos, sin hospitales, etc. No es fácil sobrevivir a toda esta desgracia, pero nos piden “paciencia” que se puede contar en casi 75 muertos diarios asesinados por la dictadura “bonita”. En la ruleta del chavismo, nadie sabe si saldrá vivo.

Todos los sobrevivientes de Venezuela vamos a tener que enfrentar la cruda realidad: o saqueamos Miraflores y sacamos a ese dictador a la fuerza o terminaremos siendo esclavos de una patria nada bonita. El que no haya entendido: la masacre contra Oscar Pérez es lo que el régimen le dará a todos los demás venezolanos; ¿qué es más barato?¿una bala o una caja CLAP? El diálogo es a punta de plomo: o nos revelados en las calles o seremos asesinados por la dictadura. El chavismo no tiene compasión, ni pide perdón.

En honor a todos los mártires caídos: #OpRescate somos todos... todos a las calles #TrancaTuCalle... #CalleYLucha. @DBonyuet
David Bonyuet