¿Para qué votar?

David Bonyuet's picture

La pregunta cotidiana que algunos se hacen en estos momentos es ¿por qué votar? Nada fácil de responder cuando no han defendido ni a sus colegas del Amazonas, demasiado complicado de justificar cuando la AN no ha cumplido ni la mitad de sus promesas, casi imposible de apoyar cuando fallaron estrepitosamente en respetar la Consulta Popular. Ante ese escenario ¿quiénes son los traidores?

Aunque ganamos algunas gobernaciones, alcaldías e incluso una mayoría de la Asamblea Nacional, la verdad es que no tenemos lo más importante: Fuerzas Armadas. A pesar de la histórica solicitud del pueblo para que las FAN dejaran de obedecer ciegamente a la dictadura, la realidad es que los verdaderos traidores prefirieron arrodillarse al poder. Entonces ¿qué armas tiene la oposición? ¡Escudos de cartón y puputov!

¿Para qué sirve votar si de todas formas los inhabilitan? Aunque es verdad que nos han inhabilitado alcaldes, creado órganos paralelos, encerrado inocentes, etc (lo cual demuestra que no todos en la unidad están en conchupancia, porque entonces ¿para qué los inhabilitan / meten presos?), todos esos abusos del poder solo aceleran su caída. Mientras más abusivo sea el Estado más consenso internacional habrá para sacarlo. Pero que nadie se equivoque: ¡nadie en el mundo ayuda a los flojos! Si nosotros no tomamos las calles y forzamos la caída de esta dictadura, más nadie vendrá a ayudarnos.

No confío en X o Y, ¿por qué votar por ellos? Sinceramente la entrega de Caguaripano fue un acto de traición dentro de la misma unidad. No puedo imaginar por qué lo entregaron a sabiendas que lo iban a torturar a muerte lenta. No hay que olvidar que las primarias contaron con el mayor repudio nacional en la historia (~ 5% de la población votante), en esa mega abstención la dirigencia unitaria no se dio por aludida ni entendió el castigo, sencillamente “no votar” ¡no sirve de nada! La oposición sencillamente tiene “algunos” líderes malos, pero esos son los que están. Si tiene dudas de si debe salir a votar, mire las opciones que le ofrece el PSUV: si usted no vota, ¡esos serán sus gobernadores! Literalmente, la oferta oficialista son de criminales con prontuario criminal. Entre la espada y la pared, hay que elegir al menos malo. El Cardenal Urosa lo dice muy claramente: “abstenerse el 15 de octubre es otorgarle votos al gobierno”.

Me dijo la vecina que el novio de su prima jura que escuchó al portero de su edificio decir que los gobernadores electos se arrodillarán ante la Asamblea Constituyente. Este es el argumento favorito de los “salva tu voto”, pero que se cae por su propio peso: la ANC no existe como órgano del Estado, ni en la constitución, ni en las leyes y no es reconocido por los países verdaderamente democráticos. Además los voceros de la unidad han informado que ninguno de sus ganadores se doblegará ante la Asamblea Constituyente, lo cual representa una monumental oportunidad para rechazar ante el mundo ese adefesio ilegal.

Otro argumento de los “abstencionistas activos” es que “las elecciones fueron convocadas por la ANC y por lo tanto quien participa esta reconociendo la ANC”. ¿Acaso si la ANC lee la biblia también se apoderan de la iglesia? Las elecciones de gobernadores son un derecho constitucional que debió hacerse el año pasado y nadie puede apoderarse de su cumplimiento. Ahora los venezolanos tenemos la increíble oportunidad de desenmascarar a la ANC y derrumbar con nuestros votos esa mentira.

Sor Fosforito dice que: “Gobernador electo que desconozca a la ANC va para la cárcel”. Esto es un signo de que el régimen está asustado y está llamando hasta al coco para asustar a los venezolanos. Ellos creen que con chantaje y extorsión conseguirán revertir el asco de Venezuela contra el chavismo. Esta es una excelente oportunidad para que los gobernadores electos por la oposición rechacen en pleno a la ANC. ¿Alguien cree que Maduro se arriesgará a meter presos a TODOS los gobernadores?

Nos guste o no, en las elecciones de gobernadores solo hay dos opciones: apoyar la dictadura o estar contra la dictadura. Ciertamente no tenemos los mejores candidatos en la oposición, muchos otros que eran los líderes ideales declinaron participar porque era obvio que se debió haber arremetido con firmeza contra la dictadura. Esto no cambia que tenemos que escoger al mejorcito para continuar la lucha contra la tiranía. “No votar” para castigar a la MUD, ¡es un suicidio!

Votando Violeta Chamorro inició los cambios de Nicaragua, Lech Wallesa transformó Polonia, Nelson Mandela cambió Sudáfrica, Cory Aquino inició las transiciones de Filipinas. La abstención no ha ayudado a ningún pueblo en ningún lugar del mundo en ningún momento de la historia.

Sin duda, hay muchos otros argumentos contra estas elecciones, unos más audaces que otros, pero lo verdaderamente curioso es que esos que llaman a “no votar” lo hacen con una inusitada pasión para que la gente no haga ALGO. “Abstenerse” en estas horas amargas de nuestra historia sería guardar silencio ante las injusticias. Todos necesitamos participar: ¡vota con pasión!, ¡vota con arrechera! Si el chavismo quiere ganar todas las gobernaciones, hagamos lo imposible para arruinarles ese sueño.

Amén de otras críticas contra la unidad, que me reservo por el momento, la verdad es que hay que enfrentarse a la tiranía en todos los terrenos, todos los escenarios, todos los días, por todas las vías. No hay forma de equivocarse, nuestro enemigo es uno solo y ¡es rojo rojito! Cada día y todos los días hay que debilitar al monstruo dictatorial y para ello es fundamental la unidad: pueblo, trabajadores, estudiantes, partidos políticos, iglesia, gremios, etc, ¡todos juntos contra la dictadura! ¡VOTA! @DBonyuet
David Bonyuet