En Uruguay denuncian corrupción en los negocios recientes con Venezuela

Emilio J. Cárdenas's picture

Siempre tuve la sospecha que los negocios conducidos desde el sector público venezolano estaban profundamente infectados de corrupción. No podía ser de otra manera en un país que se ha transformado en un narco-estado de la mano de la administración de Nicolás Maduro, con la lamentable participación de algunos de sus jefes de las Fuerzas Armadas.

Dos legisladores del Partido Blanco uruguayo, Jaime Trobo y Rodrigo Goñi, acompañados en esto por el incansable diputado independiente Gonzalo Mujica, acaban de presentar una fundada denuncia ante la justicia de Crimen Organizado de su país en la que piden se investiguen los negocios realizados con Venezuela durante el gobierno del ex presidente José “Pepe” Mujica. La difusión periodística de esta noticia incluyó una foto del ex líder tupamaro envuelto en una campera militar venezolana, que es todo un mensaje. Por todo esto, la popularidad de Mujica está cayendo rápidamente.

Ocurre que en los negocios investigados hay una llamativa intervención, sin justificación alguna, de “intermediarios” vinculados al movimiento “tupamaro”. Se trata de ventas de alimentos, logística y de acopio de granos. Todo ello envuelto en una asignación arbitraria de fondos públicos a empresas carentes de viabilidad, algunas de las cuales son de las llamadas: “autogestionadas”. Las entregas se hicieron a pesar de que los informes técnicos eran negativos.

Se trata de negocios cerrados en el año 2010 en torno al llamado “Fondo Artigas-Bolívar” en función de acuerdos suscriptos por el mencionado ex presidente Mujica con el fallecido Hugo Chávez. Aparentemente se trata de un enorme volumen de negocios, que supera al billón de dólares. Se investiga especialmente a una empresa de nombre “Aire Fresco” (nombre que es todo un eufemismo) que llegó a ser casi la única negociadora del sector privado uruguayo en las ventas mencionadas a Venezuela. Naturalmente “Aire Fresco” cobró jugosas comisiones por su exclusiva “intervención”. La denuncia recuerda que esa misma empresa aportó fondos para financiar la campaña electoral del ex presidente José “Pepe” Mujica.

La radicación de la denuncia penal no es inesperada desde que uno de los denunciantes intentó en su momento investigar lo sucedido a través del propio Parlamento, lo que fue inmediatamente bloqueado por los legisladores que pertenecen al llamado Frente Amplio, esto es a la coalición izquierdista que hoy gobierna al Uruguay, que obviamente no tiene demasiado afecto por la trasparencia en los actos de gobierno.

Toda una ironía, pero no una sorpresa para quienes intuíamos que, al costado de las funciones administrativas, desde el Frente Amplio se iba a edificar un pantanoso andarivel donde, desde el gobierno, se privilegiaba a aquellas empresas de propiedad de militantes “tupamaros”.

Habrá que esperar a ver cómo evoluciona esta denuncia. En principio, el Poder Judicial uruguayo es independiente. Por lo demás, antes de que exista una resolución judicial final es previsible que la causa transite por distintos niveles judiciales, particularmente cuando existan las apelaciones del caso.

Para terminar, simplemente recordar aquello tan conocido de que: “cuando el río suena, agua trae”.
Emilo J. Cárdenas
Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas