16J: Un reto para el periodismo venezolano

Enrique Rondón Nieto's picture

En los últimos meses de Francisco Franco (1892 – 1975), quien gobernó a España “por la Gracia de Dios” durante casi 40 años, los medios de comunicación se referían a la situación política con un lenguaje que sólo era entendido por los españoles. Crearon signos y símbolos particulares.´

Algo parecido sucedió en Portugal durante la dictadura de Antonio de Oliveira Salazar (1889 – 1970). Y es que los periodistas se valen de las mil y una para burlar la censura en busca de esa utopía que es la verdad. En palabras del maestro Javier Darío Restrepo , la utopía del periodista es una insubordinación, una rebeldía frente a las realidades que hieren a los inocentes.

Esa rebeldía tendrá diferentes expresiones este domingo 16 de julio cuando las emisoras de radio y televisión tienen instrucciones de Conatel de restarle importancia a la Consulta Popular acordada por la Asamblea Nacional y destacar el simulacro de elección para la Constituyente convocado por el Consejo Nacional Electoral.
Aunque la gran noticia del día será la asistencia a la consulta de la oposición, los residentes en Venezuela solo se podrán informar de este acontecimiento por los portales web, por las redes sociales, principalmente por youtube y por las cadenas internacionales de noticias.

Las emisoras de radio y televisión se cuidarán de seguir las instrucciones de Conatel, ya que desde julio del 2009, el ente regulador les recuerda que tienen una concesión que es del Estado.
Los medios impresos seguirán el ejemplo de los radioeléctricos, ya que a ellos los tienen ahorcados con el suministro de planchas y papel.

La jornada del próximo domingo puede ser el comienzo de una situación que se hará más crítica con el paso de los días hasta llegar al 30 de julio, fecha fijada para la elección de la Constituyente. Y ni hablar si ésta se llega a instalar.
El buen periodismo se hace en los momentos críticos como el que vive Venezuela con un presidente que el 7 de febrero de 2014 afirmó que no le importaba que lo llamaran dictador. Eso fue cuando anunció que iba a "endurecer las normas para acabar con el amarillismo y la propaganda que alimentan la muerte", estableciendo regulaciones para los medios de comunicación en los contenidos que informan sobre violencia en el país”.

De manera que llegó la hora de ser creativo porque no podemos dejar de informar. Es un reto ya que la población, nuestros seguidores, esperan respuestas. En palabras de Tomás Eloy Martínez , periodista argentino que conoció de cerca una dictadura: En los tiempos de tentación autoritaria y de pérdida de la fe en las instituciones democráticas, el periodismo suele ser el último refugio de los sensatos. Y aun en las épocas menos aciagas, la comunidad vuelve sus ojos hacia él en busca de respuestas responsables a problemas complejos. Es nuestra responsabilidad, como periodistas, dar esas respuestas. @erondoni
Enrique Rondón Nieto