Ojo con Cuba

Fausto Masó's picture

A penas quedan algunas incógnitas sobre las próximas primarias de la oposición, la más importante: cuál será el candidato de Acción Democrática. Antonio Ledezma en su lanzamiento se dirigió a los socialdemócratas confiado en contar con su apoyo. No hay seguridad de que las maquinarias funcionen como en el pasado, aunque alguna votación arrastrará Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia en el Zulia y en Miranda.

En AD, Copei y en la izquierda los candidatos se escogían a menudo por procesos traumáticos, lo que provocaba divisiones reales o afectivas, cuando parte del partido se cruzaba de brazos en la campaña presidencial. De las divisiones abiertas nació el MEP y Convergencia, la Causa R se dividió por la candidatura presidencial de Chávez. Esta vez, Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia salieron fortalecidos del proceso de escoger candidatos. Manuel Rosales, con un caudal político evidente, respaldó a Pablo Pérez y preservó a Un Nuevo Tiempo, su obra.

El papel de los partidos, la forma de hacer política, ha cambiado en el mundo y en Venezuela, los medios alternativos le han quitado protagonismo a los tradicionales, sin anularlos, claro.

La estrategia electoral para ganar las primarias difiere de la que se requerirá para derrotar a Hugo Chávez. En las primarias votarán con seguridad los militantes radicales de la oposición, si fueran mas reñidas aumentarían la votación, si por el contrario hubiera un ganador claro, disminuiría. Por eso pesan tanto las encuestas, en especial las que aparecerán este mes y en octubre, porque para buena parte de los que participarán en las primarias pesará más que las preferencias personales garantizar la victoria presidencial en 2012.

En los debates participarán un gran número de candidatos, lo que neutralizará un poco su trascendencia, no se excluirán a los candidatos testimoniales. Pero, el que vaya claramente de primero en los próximos sesenta días tendrá una clara ventaja, porque en diciembre la campaña perderá intensidad. Las encuestas jugarán un papel decisivo.

¿Y qué pasará si Chávez no es candidato? Apaga y vámonos.

El chavismo acabará con las viviendas en alquiler. Dormirán en los parques los divorciados y los recién casados.

Nunca el país ha comprendido la conveniencia de multiplicar las viviendas en alquiler, lo que no se logrará con normas imposibles de cumplir sino ampliando la oferta, como ocurría en tiempos de Pérez Jiménez, un militar constructor. ¡Intente usted, amigo lector, buscar una vivienda para alquilar! La visita de Maduro y los otros funcionarios a los hospitales fue un gesto valiente.

Pero, ¿quién nombró a tres coroneles ministros de la salud?, ¿o volvió a Jorge Giordani el zar de la economía? En Davos se predice que América Latina crecerá más que Asia en esta década. Nadie habló en Suiza mal, o bien, del experimento venezolano.

El socialismo del siglo XXI se está volviendo tan irrelevante como lo que ocurre en Cuba, el experimento venezolano perdió dramatismo. Al mismo tiempo algo trascendente para Caracas está ocurriendo: la oposición a Castro ya no la dirigen desde Miami, hay cacerolazos en La Habana, manifestaciones relámpagos. La apertura económica se volverá fatalmente apertura política o se estancará. Se anuncia la publicación a fin de año de dos libros espectaculares sobre Cuba. Uno muy ingenioso de María Elena Lavaud y otro de un fotógrafo que retrató la dolce vita de los nietos de los líderes cubanos.

Fuente: El Nacional