El aberrante e ilícito, Carnet de la Patria

Guillermo A. Zurga's picture

Cédula de Identidad. Definición: El uso más habitual del concepto hace referencia a un documento de carácter oficial que se utiliza para notificar o acreditar algo. Una de las cédulas más conocidas es la cédula de identidad, que puede adquirir distintas denominaciones según el país (cédula de ciudadanía, documento de identidad y otras).
La cédula de identidad es emitida por el Estado. Cada ciudadano tiene su propia cédula de identidad, que incluye datos personales que permiten su identificación: nombre completo, fecha y lugar de nacimiento, etc. La cédula de identidad es empleada por las personas para la realización de diversos trámites; las autoridades estatales, por su parte, pueden ejercer tareas de control a través de estos documentos.
En la Venezuela actual, la socialista y autoritaria, ha surgido una especie de carnet, que va encaminado a sustituir esa Cédula de Identidad, la cual lleva el nombre de Carnet de la Patria. Según se ha publicado, existen algo mas de 16 millones de venezolanos, (se ignora si se incluyen extranjeros) que poseen tal Carnet de la Patria. El procedimiento para otorgarlo, es simple y sencillo, puesto que, solo se debe solicitar ante las autoridades actuales, en los sitios dispuestos para tales fines. Eso sí, debes hacer cola para lograrlo, en las cuales pasaras horas de penuria.
Los fines generales de este Carnet de la Patria, son los de identificarse ante el gobierno o régimen dictatorial, para obtener algún beneficio especial, tales como las que brindan las misiones, donde el que lo posea, tiene la oportunidad de disfrutar de los ventajas económicas que brindan estas, tales como comida gratis, compras con descuentos, acceso a dependencias del gobierno, preferencias en las colas comunes para diversas actividades, acceso a hospitales y clínicas estatales, acceso al uso de trasportes estatales, acceso a solicitud de otros documentos, etc. Hasta ahora, se desconocen otros fines, para el uso de estos Carnets de la Patria. Es decir, en resumen, el régimen intenta dividir “oficialmente”, a la población venezolana en dos grupos mayoritarios. Los que están con el régimen, y los que lo adversan y no lo solicitan.
Aún, cuando muchos opositores, han solicitado participar en este operativo irregular y aberrante, por cubrir las necesidades básicas que les afectan directamente, no es de extrañar, que, en un próximo operativo, empiecen a limpiar la lista de beneficiarios, y expulsen a los que opositores políticos al régimen.
Según algunos voceros del régimen, que han declarado sobre los objetivos primarios del proyecto político chavista en ejecución, se ha llegado a conocer, que la estrategia primaria, es la de llevar a cabo una revolución cultural; la cual que consiste, en empobrecer más al venezolano, para lograr someterlo, llevándole al límite de tener que depender del estado, para sobrevivir. Hemos visto en retrospectiva, que tales objetivos y metas se han ido cumpliendo al pie de la letra. Si existen dudas respecto a lo afirmado, pregúntesele al ex ministro de Planificación, Jorge Giordani, y/o al ex ministro de educación Héctor Rodríguez.
En base al hambre, y cubrir sus necesidades primarias, el pueblo venezolano, está siendo obligado a arrodillarse ante el régimen, en una especie de rito satánico, típico de la Rusia comunista, que logro la URSS, en sus años más criminales, jamás utilizados por gobierno alguno, con el solo propósito de lograr poder y reconocimiento mundial. Corolario: La URSS, colapsó y no existe manera posible, que el chavismo sobreviva a esta debacle económica, cultural y social que ha causado.
Usar arbitrariamente, los recursos económicos del Estado venezolano, los cuales pertenecen al pueblo en general, para obtener beneficios políticos, y/o de poder, humillando y dividiendo al venezolano, en dos bandos antagónicos, es más que un delito, es una aberración típica de enfermos mentales.
Guillermo A. Zurga