Lucha política o guerra

Guillermo A. Zurga's picture

Desde el año 2002, luego de la huelga petrolera, interpreté, que lo que se venía para Venezuela era superior a una simple disputa política. Votar a 25.000 empleados calificados, cuyo pecado fue el de defender a la empresa petrolera estatal más importante del país, conocida como “la gallina de los huevos de oro”, fue una tremenda e irresponsable arbitrariedad. Peor aún, era personal clave, con familia; el que despidieron salvajemente, sin ofrecerles una compensación económica, que les correspondía por ley. Esto para mí, fue una una declaración de guerra contra la democracia y el “status quo” existentes en Venezuela.
Cuando los disturbios del 11 de abril de 2002, Hugo Chávez dio la orden sacar los tanques de guerra a la calle para combatir tales disturbios, razón por la que, los militares del alto mando militar, aun institucionalistas, le piden la renuncia al cargo, y acepta; para que sucediera lo que sucedió, no fue por simple casualidad, fue debido a que ese acto de declaración de guerra de parte del chavismo, fue interpretado correctamente por los militares y políticos de la oposición que participaron, en los sucesos, pero lamentablemente, no supieron resolverlo. De allí en adelante, el chavismo asustado y vengativo, se decidió a avanzar rápido en su revolución, y empezó a bloquear salidas políticas democráticas a la crisis que, aun cuando hasta entonces el gobierno trataba de minimizarla y subestimarla, la confrontación política, empezaba a convertirse en una guerra a muerte.
Cito SIC Wikipedia: “El presidente Hugo Chávez acusó a Radio Caracas Televisión de haber participado en el fallido intento de golpe de Estado ocurrido en abril de 2002. Durante su programa semanal de radio y televisión Aló Presidente, Chávez había repetidamente acusado a los medios opositores de ser "caballos del apocalipsis", "golpistas" y "fascistas." Asimismo, el presidente les recordó a los propietarios de los canales de televisión que las concesiones dependen del Estado y que pueden ser revocadas en cualquier momento.
El jueves 28 de diciembre de 2006, Chávez informó que no renovaría la concesión de RCTV, con fecha de vencimiento el domingo 27 de mayo de 2007, por lo que la señal debía levantar su programación ese día. El gobierno sostiene que la negativa a la renovación se debió a la posición tomada por Radio Caracas Televisión durante el golpe de Estado de 2002. La posición de la administración Chávez también se basa en los dichos del vice-almirante venezolano Víctor Ramírez Pérez quien, al hablar sobre el golpe de Estado del jueves 11 de abril de 2002, dijo a un reportero de Venevisión: "Teníamos un arma mortal: los medios. Y ahora que tengo la oportunidad, déjeme que los felicite.
La agencia Reuters agrega en uno de sus reportes que RCTV "apoyó abiertamente el golpe de 2002 y se rehusó a mostrar las imágenes de sus simpatizantes de Chávez que hicieron que la situación terminara a su favor”. Fin de la cita.
El referéndum de 2007, para modificar la constitución. Dado que con la constitución vigente de 1999 era imposible, y lo sigue siendo, avanzar en la revolución en forma pacífica y “consensuada” entre los venezolanos, lo cual permitiría evitar baños de sangre; el chavismo decidió intentar imponer al marxismo leninismo dentro de Venezuela, mediante un referéndum nacional, para lo cual sometió a consideración, cambiar 69 artículos de la constitución de 1999, para intentar convertir a Venezuela en socialista. El pueblo masiva y sabiamente, le dijo no a ese intento.
Cito SIC, Wikipedia: El total de votos válidos fue de 8.883.746, mientras que los nulos llegaron a 118.693. El total de votos escrutados ascendió a 9.002.439, lo que indica una abstención del 44.11%.3 Sin embargo, varios académicos señalan que tomando como ciertos los datos del CNE se recuerda que en el 88,76% de las actas totalizadas estaban inscritos para votar 14.299.478 electores (16.109.664 menos 1.810.186 electores no totalizados). Considerando que el total de votos escrutados fue de 9.002.439, entonces 5.297.039 electores no ejercieron el derecho al voto. En este caso, la abstención del primer boletín debió ser de 37,04% y no de 44,1%.” Fin de la cita.
Fue la primera derrota del chavismo, que por supuesto, causaron un malestar enorme a Hugo Chávez y a líderes de su proyecto político. No obstante, introdujeron el concepto de las comunas, aun en contra de la constitución. Les legalizaron y otorgaron presupuestos, y éstas actúan a espaldas de los municipios. Es decir, impusieron a la fuerza y con trampas, el concepto y actuación comunal violando la constitución.
Cito SIC, Wikipedia: “Las elecciones del 31 de octubre de 2004 para elegir a gobernadores y alcaldes estuvo marcada por la victoria de Hugo Chávez en el Referéndum Revocatorio del 15 de agosto de ese año, en ese referendo se decidía la permanencia o no en el gobierno venezolano de Chávez, la oposición llamó fraudulento el proceso y de ahí se generarían diferentes posturas en la oposición venezolana sobre participar o no ante un Consejo Nacional Electoral (CNE) evidentemente parcializado hacia Chávez.
La oposición, sobre participar o abstenerse en ese proceso comicial, se mantuvo hasta el día de las votaciones, algunos candidatos se retiraron de manera formal y algunos se mantuvieron con una postura ambigua. El resultado fue la victoria oficialista en 20 de las 22 gobernaciones en disputa más las victorias en el Distrito Metropolitano de Caracas y del Alto Apure, los opositores sólo consiguieron las gobernaciones del Zulia y Nueva Esparta.
Algunos candidatos opositores que optaban por la reelección como Eduardo Lapi de Convergencia por el Estado Yaracuy y Henrique Salas Feo de Proyecto Venezuela por el Estado Carabobo denunciaron que los resultados en sus respectivos estados supuestamente fueron manipulados por el ente comicial, aunque sin lograr impugnar los resultados.” Fin de la cita.
Ya en esos tiempos, la situación política empezaba a empeorar, el malestar nacional del lado democrático se endurecía, y los mensajes entre los dos bandos, recrudecían en su lenguaje. El gobierno necesitaba avanzar en su proyecto político y la constitución se lo impedía. Por otra parte, era obvio, que el proyecto político del gobierno, no era más que una declaración de guerra del marxismo leninismo contra el sistema político democrático y el sistema económico capitalista. Era necesario que la revolución se confesase y dejase de seguir fingiendo. Era momento para sincerarse y hablarle claro a Venezuela y al mundo. No se hizo, y he allí las consecuencias.
Cito SIC. Internet: “La alocución era para rendir cuentas por el año 2009, pero el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se traía una confesión-sorpresa: "por primera vez asumo (…). Asumo el marxismo", dijo el pasado viernes, ante la Asamblea Nacional.
Lo completó declarando que también asumía el cristianismo, el bolivarianismo, el martianismo, el sucrismo y el mirandismo. Y además admitiendo que nunca había leído "El Capital", de Carlos Marx.
Algunos los consideran un paso lógico dentro de una evolución de pensamiento, otros lo ven como una declaración superficial, otros incluso como una provocación.
Lo que es cierto es que se trata de una novedad. Por 11 años el mandatario había descartado esa ideología por considerarla un dogma del pasado, mientras transitaba por corrientes que tocaron desde el "capitalismo humano" o "Tercera Vía" hasta el "socialismo del siglo XXI".
Y también parece cierto que se trata de una versión personal. Cuando menos porque lo combina con otras doctrinas despreciadas por el propio Marx: el cristianismo y el bolivarianismo. Así que, ¿de qué se trata? ¿A qué se refiere cuando se declara marxista?
Ante una declaración pública, tan insólita e inesperada, donde los asistentes a la Asamblea del lado opositor se miraban las caras, las reacciones posteriores no se notaron. Algunos pensaban que era una forma de presionar a la oposición, otros que era para molestar a la disidencia. Que se sepa, algo tan importante para Venezuela y el mundo, fue dramáticamente subestimado. Ningún líder opositor pensó, que Hugo Chávez hablaba en serio. Esa fue una declaración de guerra, al sistema democrático para la que la oposición tendría que prepararse, y no lo hizo adecuadamente. Siguió insistiendo en cambiar al gobierno con votos. Y lo más grave aún, con razón o sin ella, los venezolanos opositores les seguimos el juego, hasta el presente.
Con la muerte de Hugo Chávez en 2012, se produce un cambio chavista, en la presidencia de Venezuela en 2013, con el “triunfo” de Nicolás Maduro, contra Henrique Capriles, en forma fraudulenta; primero por ser Nicolás Maduro colombiano y tener doble nacionalidad, y segundo, por un fraude electoral en el conteo de los votos, que el CNE, jamás se quiso recontar y constatar, los resultados reales versus las boletas de votación. Se cometió otro acto ilegal de votación, que, paso por debajo de la mesa, con la ayuda del socialismo regional identificado en UNASUR, quienes se negaron a autorizar el reconteo de votos.
Durante el ejercicio de la presidencia por Nicolás Maduro, se han producido varias declaraciones de guerra del marxismo leninismo contra la democracia y el capitalismo.
A) el impedimento del ejercicio libre de las funciones de la Asamblea Nacional, legítimamente electa, inhabilitada convenientemente, por el TSJ. B) El impedimento a la AN, de sustituir a los directores del CNE, cuyas vacantes permanecen aún vacías. C) El saboteo al referéndum revocatorio solicitado legalmente en contra del presidente Nicolás Maduro. D) Imposición de la Asamblea Nacional Constituyente, contra la opinión opositora e internacional con el pretendido propósito evidente de cambiar la actual constitución. E) La monstruosa y evidente trampa electoral, para imponerse en las recientes elecciones regionales. F) La nueva forma de chantaje en contra de los gobernadores electos de la MUD, para que se humillen y acepten a la ANC como un elemento legal y legítimo, cuando la hemos rechazado hasta el cansancio. G) La puesta en evidencia, de que, en las actuales situaciones de desequilibrio irregular de poderes políticos, la lucha democrática por la oposición se hace cada vez más cuesta arriba de realizar, justificándose cambiar de estrategia y pensar en otras opciones de lucha, más realistas. H) La apertura masiva y descontrolada del régimen en el arco minero de Venezuela en Guayana, en la búsqueda y explotación de materiales radio activos y minerales preciosos, permitida a países enemigos de Venezuela, sin la debida participación y discusión con la sociedad venezolana. Sin duda alguna, un acto diabólico de piratería, destrucción y daño material, economico y ambiental al sector.
Un elemento ilegal, insertado en la revolución chavista venezolana, es el narcotráfico, el cual, aunado a las relaciones del gobierno venezolano con países calificados de terroristas como Irán, Corea del Norte y otros, le da a la declaración de guerra del chavismo contra las naciones democracias y capitalistas en la región de América le dan a esa declaración de guerra, argumentos para pensar que tal guerra ha tocado intereses internacionales, lo cual, que es muy importante se tengan en consideración, en el momento del diseño de una estrategia de lucha más adecuada a la situación real planteada.
Ante estas circunstancias, es mi opinión, de que el “estado mayor” opositor para aceptar el reto de la guerra planteada por el chavismo, es imperativo que se trascienda a la solicitud de ayudas externas, actualmente fuera de nuestro control, para reiniciar otro tipo de lucha. Debemos admitir, que hasta ahora nuestra lucha, contra el chavismo ha sido fundamentalmente política e ideológica, cuando lo que se necesita es una lucha integral que abarque lo político y considere la lucha armada.
Existe en gran parte un país, “idiotizado” al marxismo leninismo, que, sin duda alguna, tiende a crecer dados los engaños y dadivas del régimen y del poder económico y delictivo del narcotráfico. Lamentablemente, el chavismo se pasó de la raya roja que se le había demarcado. Esta situación hace mandatorio, que reaccionemos como grupo sensato y pensante, que amamos a Venezuela y no deberíamos permitir que se profundice y avance en la imposición de la dictadura marxista leninista. Primero muertos que esclavos.
Dado el acercamiento político y económico del chavismo a China, Rusia, Corea del Norte e Irán, nosotros los opositores y demócratas venezolanos tenemos el derecho a defendernos e ir de la mano con los EE.UU. y de Europa, en esta guerra que se nos ha impuesto. No creo que de ahora en adelante podamos seguir solos en esta lucha. Sin duda, la reflexión a realizar por la MUD, y los otros grupos opositores al régimen, será determinante para seguir la lucha, en mejores términos, al ser auxiliados por los grupos y naciones que, por afinidad, lo puedan y deseen hacerlo. Creo que es el momento de pensar más como americanos que como venezolanos, puesto que nuestro problema se ha convertido en un problema de américa y de la democracia y capitalismo mundial. Será menester que, de ahora en adelante, se le niegue el acceso a la información de la MUD, a los grupos o personas que han demostrado simpatizar o ser débiles con el gobierno.
Creo que de ahora en adelante se debe ser más discreto y comedido en el manejo de la información interna, por parte de la MUD. Se debe diseñar y/o preparar una red de comunicación más extensa y segura que la actual, para informar y ser informados. Cada uno de los líderes opositores, debe leerse y asimilar el contenido del libro del arte de la guerra, por SUN TSU. De ahora en adelante, la única opción para triunfar, es el deber de luchar como si fuera una guerra, por lo tanto, debemos prepararnos, para participar en ella.
Sin embargo, prepararnos para la guerra, no significa que nuestra ansiada y esperada victoria, sea a través de ésta. Muchas veces, las guerras son evitadas por acciones diplomáticas, cuando se logra una solución ganar – ganar. Si luchamos adecuada y debidamente reorganizados, el régimen, lo pensará dos veces, antes de aumentar la represión, puesto que estará informado de que estamos dispuestos a luchar a muerte en defensa de nuestra patria. Algunas veces, es necesario sacrificar algo para lograr el triunfo y evitar la guerra. Las posibilidades de sacar al gobierno del poder con votos, cada vez son menores, y se alejan, no obstante, sería lo ideal lograrlo por esa vía, pero no es una forma imprescindible de lograrlo, mientras existan otras formas de hacerlo.
La situación actual venezolana, la cual debimos haberla previsto e interpretado correctamente antes; exige otro tipo de soluciones, muy deferentes a las que hemos venido utilizando. Tal situación obliga al liderazgo opositor a plantearse soluciones más, practicas, pragmáticas, definidas, ambiciosas y viables; para sacar al régimen usurpador del poder. El lema que se venía utilizando, hasta ahora, de intentar de sacar al régimen del poder por la vía electoral y pacífica, ya no tiene validez. Creo que es el momento para cambiar de lema opositor, por otro más explícito. Al lema del régimen “Patria socialismo o muerte” del chavismo; deberíamos anteponerle un nuevo lema opositor mucho más explícito: “Fuera, el régimen corrupto, narcotraficante, asesino y mafioso de Venezuela, por cualquier vía, que lo permita”. ¿Como conciliar lucha política con la lucha insurreccional, lucha de protestas, lucha armada y lucha moral, es un asunto que los talentosos y expertos tendrán que dilucidar y resolver?
Recordemos que, por mucho menos de lo que pasaba en la “cuarta república en 1992”, el chavismo decidió conspirar para intentar sacar mediante un golpe de estado, a un gobierno democrático electo legítimamente en las urnas de votación. Me pregunto: ¿Es que acaso aquella situación del gobierno democrático con Carlos Andrés Pérez de presidente, era peor a la situación actual? ¿Es que acaso, el régimen pretende que aceptemos, como palomas mansas, la imposición de una dictadura narco comunista, sin hacer cualquier esfuerzo viable para evitarlo? El liderazgo viejo y nuevo de la oposición venezolana, tiene la última palabra, sobre qué tipo de lucha emprenderemos de ahora en adelante. Lo ideal, seria, no volvernos a equivocar en las estrategias a seguir. Y si nos volvemos a equivocar, debemos tener ágil capacidad de rectificación para lograr soluciones inmediatas.
Con este cambio de actuación de parte de la oposición, en caso de reorganizarse en tal sentido, las persecuciones, allanamientos, torturas, y desapariciones forzadas se intensificarían. Esta sería una guerra contra un enemigo similar o peor, al español invasor de américa de la época de la colonización, donde se requeriría valentía, sacrificios y héroes similares a los que Venezuela ha ofrecido recientemente en favor de la de las libertades, justicia y de la democracia. Venezuela está hoy día secuestrada por un grupo mafioso narcotraficantes de delincuentes comunes, que se hacen pasar por políticos socialistas y militares institucionalistas, quienes tienen un historial delictivo amplio, razón por la tendrán que pagar ante la justicia del país, los inmensos daños causados a la nación y a la sociedad venezolana, una vez que recuperemos la democracia.
Guillermo A. Zurga