¿Por qué el chavismo se mantiene?

Leandro Rodríguez Linárez's picture

Son varias las razones que permiten sostener a un gobierno que perdió su única ancla en el poder; el alto precio del barril de petróleo con el que financiaba al populismo del Siglo XXI. Ido el boom quedó en evidencia 18 años de fracasos decorados, mentiras y vil manipulación, tras esta realidad, el chavismo se mantiene en el poder por:

En primer lugar, se aferra más que nunca al secuestro de las instituciones del Estado, dejaron de ser públicas y se privatizaron al servicio del Psuv. Ello le permite monopolizar la violencia en todos sus ámbitos: inhabilitando, persiguiendo y encarcelando opositores (dirigentes y pueblo), evitar procesos electorales, destituir gobernantes, desmontar instituciones públicas no aliadas, inventar otras, así como le permite el uso de la violencia atroz por parte de los organismos de seguridad, donde sospechosamente paramilitares actúan a sus anchas.

En segundo lugar, la sinvergüenzura del venezolano ¡Sí “sinvergüenzura! el que el venezolano haya permitido ser humillado 18 años por controles, racionamientos y condicionantes no es culpa de ningún actor o factor externo, es una responsabilidad 100% endilgable a los venezolanos… las libertades y los derechos se defienden, se luchan.

En tercer lugar, la indiferencia de la comunidad internacional. Tristemente, lograr que las naciones se activen por algo distinto a intereses económicos y/o comerciales es una realidad imposible de cambiar, el mundo no nos ve como 28 millones de venezolanos sino como 28 millones de barriles de petróleo, el rico potencial natural de Venezuela ha sido útil solo a los intereses de élites gubernamentales, ayer y hoy.

Ahora bien, el juego cambió. Toda esclavitud tiene su emancipación, ante el autoinducido descalabro económico del gobierno paulatinamente se ha visto obligado ir desmontando el populismo más corrosivo de nuestra historia, haciendo que la esclavitud electoral instaurada a través de presunta “políticas sociales” deje de serle efectiva.

Para mal del gobierno, destruyó la otrora tercera mejor petrolera del mundo, PDVSA, le es difícil honrar el pago internacional de conciencias, por eso debe arrancar de las vísceras patrias otros recursos minerales que calme la sed a sus indolentes proveedores. Así mismo, los delitos electorales cometidos desde el año pasado son la gota que desbordó la permisibilidad de una comunidad internacional a la que, curiosamente, le duele mucho más los delitos electorales que muertes por inseguridad, hambre, falta de medicinas y represión criminal.

En estos 18 años, el espiral de corrupción, despilfarro, compromisos multinacionales contraídos con total opacidad y el divorcio con lo que realmente el país necesita son la muestra palpable que mientras el chavismo ostente el poder los venezolanos veremos deteriorar día a día nuestro nivel de vida. Los factores por los cuales se ha sostenido gobernando han variado, hoy solo es una relación entre una minoría que tiene la fuerza bruta contra una mayoría que tiene la razón. @leandrotango
Leandro Rodríguez Linárez