A la caza del petróleo rojo

Rafael Gallegos's picture

Luego de observar a los nuevos presidentes de Pdvsa (el remunerado y el honorario) en una reunión ante unos aguerridos trabajadores muy emocionados porque el general-presidente los azuzaba a cazar escuálidos utilizando el método socrático de la mayéutica, he concluido que el millón de barriles adicionales… sí va.
Si el general fue capaz de construir un millón de viviendas rojas rojitas (¿…?), podrá fácilmente llegar el ansiado millón de barriles adicionales rojos rojitos. Tendremos que quitarnos los barriles a sombrerazos y Pdvsa seguirá “martillando” al Banco Central. Con tal que esos barriles, contrario a las casas… se puedan auditar.
- ¿Tú eres escuálido? – les preguntarán los trabajadores rojitos a los compañeros que se hayan hecho sospechosos mediante algún bostezo en las cadenas de Maduro, o algún comentario a favor del imperio.
- ¿Tú eres escuálido? – repreguntarán. Si se pone nervioso… sí es.
Según la fórmula de mi general, mientras menos escuálidos más barriles. Esta fórmula, reforzada por el aplaudido decreto del Presidente Maduro de incremento de un millón de barriles, hará que la producción de Pdvsa avance a paso de vencedores.
Así, así es que se gobierna: limpieza, limpieza y más limpieza, y “caiga quien caiga”. Como hacía Sócrates con su mayéutica, repreguntarán a los sospechosos de escuálidos hasta que confiesen. Y si falla la mayéutica, los rojitos sacarán su carnet de la patria y le pedirán el suyo al sospechoso. Si no lo tiene, es un traidor… al carnet de la patria.
Y cuando el escuálido quede descubierto se lo pasarán directamente al presidente honorario (¡qué honor!). Ese sí que sabe botar escuálidos porque es su especialidad. Sacó sin aviso y sin protesto a 23.000 de ellos en 2002 / 2003, sin pagarles sus prestaciones, apoderándose de sus cajas de ahorros y fondos de jubilación, haciendo lo imposible para que no los dejaran trabajar en entes del estado y empresas de servicios petroleros, y demandándolos ante la Fiscalía por “sabotaje” a la empresa.
Por cierto como dice mi general, los culpables de esta hecatombe petrolera son esos 23.000 botados. Es que su maldad es tan poderosa – parece magia negra- que después de quince años siguen siendo los culpables de la explosión de refinerías, los yacimientos dañados, la producción en picada y lo que es peor de las praxis del inocente personal rojillo de robo y lavado de dólares.
Ah!, y si los familiares de los escuálidos descubiertos viven en campos petroleros de Pdvsa, hay que mandarles unos “heródicos” soldados para que desalojen en la madrugada a punta de peinillazos a los niños en llanto, mujeres y ancianos.
N d R: No está de más que los petroleros rojitos recuerden la parábola de Robespierre, aquel “revolucionario” de París que mandó a miles de personas a la guillotina hasta que… lo guillotinaron a él. El que a hierro mata a hierro muere.
¿CAZAR EL PETRÓLEO?
Los rojitos superaron el decadente lema de “sembrar el petróleo” de aquel ultraderechista de ojos claros y representante la oligarquía, Arturo Uslar Pietri. Los nuevos jefes además de ordenar cazar escuálidos, proponen ahora el lema de “cazar el petróleo”, y si es rojito… mejor. Y si los pozos se ponen duros para producir, habrá que mostrarles el carnet de la patria.
Chanza aparte, tanta barbaridad junta no puede ser. Debe obedecer a algún móvil made in G2. Se me ocurren tres posibilidades (escoja la suya):
1.- ¿Será que la última etapa de la destrucción de Venezuela para imponer el totalitarismo es la destrucción absoluta de Pdvsa?
2.- ¿Será que están culminando el Proyecto TOVEMI (Toda Venezuela para los Militares).
3.- ¿Será que esta cacería petrolera con tanto preso y tanto rojito acusado de escuálido obedece a una imposición de los nuevos jefes asiáticos? Que los rusos y los chinos, ante una desesperada súplica del gobierno para que tomen el control de nuestra desvalijada Pdvsa les dijeron: “Ok nosotros nos encargamos de esa piltrafa en que has convertido tu petrolera; pero primero nos sacas a esa cuerda de corruptos”. ¿Entonces los asiáticos quince años después lograrán para ellos el sueño de Chávez de “tomar esa colina” (Pdvsa)? Y si aunamos esta observación a la amenaza hecha a Trump de no venderle petróleo a Estados Unidos sino a los chinos, que además de conllevarnos a perder una Citgo tal vez ya perdida, sería una barbaridad cual quiosquero de Petare que se empeñan en vender sus periódicos en Catia…
PDVSA ENTRE DOS GENERALES
1976: general Ravard. Graduado en Harvard, Presidente de la CVG, etc.
2017: general Quevedo (refiero a este artículo porque las comparaciones son odiosas).
Sólo nos queda, para garantizar el millón de barriles adicionales, sugerir un aguerrido lema de producción: Chávez vive, el petróleo sigue.
Porque, ¿quién lo duda?, así, así, así es que se produce.
Rafael Gallegos