Promoción y prevención en neurocirugía

Rubén D. Lopera's picture

Siguiendo el tema de días anteriores y en la misma tónica de promocionar la salud y evitar ciertas lesiones y prevenir en el área de la neurocirugía; motivado por el costo que esto representa para muchas personas y que es casi imposible conseguir los recursos económicos necesarios para cubrir el precio de un simple tratamiento y menos una cirugía en esta especialidad; unido a esto, está demás decir las condiciones de cómo se encuentran muchos hospitales públicos e incluso clínicas privadas por no tener los insumos necesarios y sin contar que mucha gente no puede adquirir un seguro privado por lo exagerado de su precio con o sin regulación por el estado. Sin entrar en consideraciones si es justo o no el precio de las pólizas o de las instituciones o “consorcios” aseguradores. De este tema se pueden analizar muchas variables, entre esas la calidad de los servicios prestados a los “clientes” o pacientes y de eso también tengo “enrollos” que contar.

Pasando al tema propuesto de la prevención y promoción, me referiré por ejemplo a los traumas de la cabeza en lo niños y el cuidado; se debe usar el casco se seguridad cuando utilicen la bicicleta o patines; así mismo tanto en el adulto como en el niño al tratar de zambullirse de cabeza en una piscina, mar o río, tener cuidado con la profundidad y el fondo de la piscina o una piedra en el mar o río. Los niños deben ser vigilados en los sitios de balcones o ventanas abiertas por la posibilidad de caídas de altura; niños pequeños dentro del habitáculos de los automóviles deben estar en su silla de seguridad bien colocada y con su respectivo cinturón de seguridad aferrado al asiento, evitar que mire hacia delante si está en la parte anterior del vehículo o colocarlo en asiento de atrás. No está demás decir que el cinturón de seguridad evita el choque del cuerpo en gran parte contra el interior del vehículo, con otros pasajeros o diminuye su impacto, así como, evita que el cuerpo salga expelido fuera del vehículo, disminuyendo la morbi-mortalidad de los pasajeros y las innumerables lesiones que puede producirse si se llega a salir del vehículo el pasajero y chocar con objetos fijos u otros vehículos en las vía o ser arrollados por el mismo vehículo. Todo estos detalles a la larga, disminuirán el costo de tratamientos médicos a la hora de ingresar aun centro médico y sin entrar en los detalles de la ya nombrada matriz de “Haden” que involucra también el traslado y tratamientos pre-hospitalarios que ponen en riego a la víctima. Acordarse que un alto grado de víctimas de accidentes de tránsito tienen poli traumas y entre estas el neurotrauma es casi una regla y las lesiones de columna y cráneo se llevan un elevado porcentaje. Así que de nuevo eviten caer en manos de neurocirujanos, emergenciólogos, intensivitas, radiólogos, nutricionistas, infectólogos u otros especialista que ameriten para el buen tratamiento en equipo. Aclaro, todos son necesarios en caso de tratar a este tipo de víctimas.

Eviten al máximo la ingesta de alcohol al conducir, el uso inadecuado del celular y evitar cualquier distracción; les recuerdo que casi el 90 por ciento de los accidentes de tránsito es por culpa de la imprudencia del ser humano y esto se aplica al conductor e incluso al peatón, sobre todo si esta ebrio o drogado.

Quedan detalles pendientes en accidentes de tránsito de las lesiones posibles en relación al cráneo y columna, será en otra entrega en la que podré comentar; por ahora aprovecho este medio para comentar que algunas patología no directamente de la esfera de la neurocirugía pueden afectar el cerebro, desde los problemas cardiovasculares, infecciosos, metabólicos, diabetes, hematológicos, virales, entre otras. Todas estas áreas de la medicina pueden producir lesiones en el encéfalo, entre estas están por ejemplo, la hipertensión arterial, que si no es bien controlada o es descuidada por el paciente puede producir ACV hemorrágicos y en algunos caso de problemas cardíacos ACV isquémicos o infartos cerebrales importantes que ameritan intervención neuroquirúrgica a través de diferentes modalidades, casi todas costosa en cualquier centro hospitalario, y con la escasez actual de muchas variables, pueden imaginarse su desenlace final. Así, que es mejor “PREVENIR y PROMOCIONAR LA SALUD, ANTES QUE LAMENTAR SUS CONSCUEBCIAS” en esta Venezuela con crisis en la salud, alimentación, transporte , valores, prioridades e hiperinflación.

Cuiden su salud, hagan sus controles periódicos que estén a su alcance, yo sé lo que está pasando en la calle, con la gente; su dinero se va en medicinas, transporte y comida, no hay más recursos para cualquier imprevisto y menos de salud, solo los que tienen remesas de sus familiares del exterior están siendo ayudados, los bonos del gobierno solo llega en forma discriminatoria a algunos y eso tampoco les rinde. No hay efectivo suficiente y no le dan lo que necesiten aún teniendo su dinero en los bancos.

Para terminar, incluso como paetones tengan cuidado de no caerse y golpearse la cabeza, el cuello o cualquier parte de su cuerpo, porque la escasez y costo de los medicamentos les será imposible conseguirlos en muchas farmacias o instituciones, sin hablar de antibióticos en caso de necesitarlos por alguna infección. No miento, ni exagero, ni engaño, se lo escribe un caminante de 4 años con Maduros conocimientos de causa.
Rubén D. Lopera
Neurocirujano
Mgs. Educación Superior