Para formar parte de la información

Blogs

Economía: interrogantes como arroz

Vladimir Villegas's picture

Es correcto que el Estado pueda ejercer los mecanismos que la ley le brinda para proteger a la población de maniobras destinadas a burlar los derechos de los consumidores, como también es explicable que los empresarios privados busquen obtener márgenes de ganancia que le den sentido a su inversión. En el caso del arroz se venía incurriendo en prácticas destinadas a obligar al consumidor a pagar más por un producto de primera necesidad al cual se le colocan aditivos químicos "saborizantes" para triplicar o cuadruplicar su precio.

Crisis y sindicatos

Yon Goicochea's picture

Los trabajadores han permitido que les dividan los sindicatos entre chavistas y antichavistas. En el sector político se empiezan a oír proyectos serios de concertación, el liderazgo estudiantil se ha organizado bien y la sociedad civil cuenta con ONG´ s que son estructuras nacionales. El sector militar no es monolítico y existen en su seno muchas posturas críticas al gobierno. Sin embargo, falta una pata de la mesa: los trabajadores.

¿Quién defiende a Lorenzo Mendoza?

Roberto Giusti's picture

Chávez se está comiendo al país y nosotros discutimos sobre el sexo de Lina Ron. Uno observa la arremetida del gobierno en contra de la propiedad privada en un salto mortal hacia el control da cada vez mayor de la economía y le resulta increíble la pasividad con que han reaccionado los partidos, las organizaciones no gubernamentales y hasta el movimiento estudiantil, hasta hace poco tiempo vanguardia de las libertades y de la democracia.

Amo del vacío

Manuel Vicent's picture

Montó en el coche de 16 válvulas y primero se palpó los genitales para comprobar que seguían en su sitio, luego acarició el salpicadero para estimularlo como se hace con los caballos, estiró la yugular con un gesto de halcón, puso en marcha el motor y finalmente el tipo arrancó encabritado para convertir la máquina en un arma. Tumbó la aguja a 190 y enseguida montes, valles y sembrados se fundieron con su mente en el cristal del parabrisas.

La nacionalización de la banca

Ignacio Sotelo's picture

Antes de acudir a apagar tantos fuegos de la escena internacional -Palestina, Irak, Afganistán, Irán- la prioridad máxima de Estados Unidos es encontrar pronto una salida a una crisis que, a diferencia de las de los años noventa que estaban localizadas en América Latina o en el sureste asiático, la gran novedad es que ahora su epicentro se halla en Estados Unidos, justamente el núcleo financiero mundial, que en un mundo globalizado se expande a gran velocidad.

Raúl o el arte de decapitar adversarios

Carlos Alberto Montaner's picture

En los años noventa se decía que el médico Carlos Lage haría la transición en Cuba. El primer vicepresidente era un hombre tranquilo y amable, situado en medio de una tribu usualmente frenética, aquejada de un machismo siempre a punto de convertirse en orquitis. Se lo escuché a Carlos Salinas de Gortari, cuando era presidente, y a otra media docena de cancilleres y jefes de Estado: ''Lage es el futuro''. Entonces, desaparecida la URSS, el comunismo cubano se tambaleaba.

La razón de la violencia

Fernando Savater's picture

En cierta ocasión lord Chesterfield asistió a una celebrada representación de Otelo y cuando le preguntaron si había obtenido alguna lección de la tragedia, repuso: "En efecto, que las señoras deben tener cuidado con dónde guardan sus pañuelos". Bastantes de las lecturas y conclusiones proclamadas a partir de las recientes elecciones en Euskadi me recuerdan por su enjundia e irrefutable tino a la humorada de milord. ¡Qué facilidad para pintar usando rosas o negros, no según la realidad sino a partir de los apremios del corazoncito político de cada cual!

Los Picapiedras

Kico Bautista's picture

De niño, les contaba a mis amiguitos que existía un país grandote, la URSS, donde los robots manejaban las fábricas y la gente vivía como en la serie "Los Supersónicos". Así crecí, imaginando a la gente de izquierda como el pensamiento más avanzado del planeta. Alimentaron esa creencia artistas como Picasso, como Oscar Wilde. Cantidad de creadores que dieron sus vidas defendiendo el derecho de la raza humana a imaginar y vivir un futuro mejor. Recuerdo que en la adolescencia nos referíamos a quienes tenían un pensamiento nada conservador como a sectores o gente progresista.

Perder es cuestión de método

Ibsen Martínez's picture

Lo que hallo decididamente risible en los argumentos con los que se busca "cayapear" a los partidos y las personalidades que convocaron el voto por el NO es que, no bien los mánagers de tribuna que semanalmente nos ilustran con sus artículos y columnas --junto con insumergibles personajes de la picaresca política de fines del siglo pasado--, dan en propugnar la necesidad de rostros nuevos -- e " ideas nuevas", "objetivos claros", etcétera-- , uno no puede dejar de pensar que los rostros nuevos de que hablan los malos conocidos de siempre son sus propios rostros.

Los semblantes del odio

Adrian Liberman's picture

En Venezuela, la polarización política tiene una década produciendo una escisión profunda y traumática en el colectivo. La división y el odio entre "ellos" y "nosotros" se han vuelto referentes cotidianos en el discurso de todos. El deseo de aniquilación del otro, o el temor a serlo, es la manifestación actual del odio. Del 15 de febrero pasado a la fecha, hay además un regodeo en la profundización del abismo, un placer manifiesto en muchos en el ahondamiento de las brechas. Se ha asimilado dialogar con traición, buscar claves comunes con inconsistencia ética.

Lya, trama y urdimbre

Carolina Jaimes Branger's picture

Penélope, en la Odisea, tejía de día y desbarataba de noche& su tela nunca se terminaba. La Humanidad, durante miles de años, fue como la tela de Penélope: nunca estaba completa. Los protagonistas del mundo eran los hombres. Las mujeres, meras espectadoras. La revolución industrial primero y las Guerras Mundiales del siglo pasado después, incorporaron a las mujeres en oficios hasta entonces exclusivos de los hombres. Y todo cambió.

Periodismo de calidad en tiempos de crisis

Milagros Pérez Oliva's picture

La transición hacia un nuevo modelo de prensa en la sociedad en red obliga a revisar las dinámicas periodísticas y a reforzar el diálogo con los lectores. En su presentación ante los lectores como el primer Defensor del Lector del diario The New York Times, Daniel Okrent confesaba en 2003 que al recibir la invitación de asumir la crítica y evaluación pública de la integridad de un diario, "resulta difícil decir que no, pues es un hermoso y vigorizante reto, pero también es difícil decir que sí: hay maneras más fáciles de hacer amigos".

El Perú no necesita museos

Mario Vargas Llosa's picture

El autor de esta teoría -que el Perú no necesita museos mientras sea pobre y con carencias sociales- es el señor Ántero Flores Aráoz, ministro de Defensa del Gobierno peruano. No se trata de un gorila lleno de entorchados y sesos de aserrín, sino de un abogado que, como profesional y político, ha hecho una distinguida carrera en el Partido Popular Cristiano, del que se separó hace algún tiempo para representar al Perú como embajador ante la OEA (Organización de Estados Americanos). ¿Qué puede inducir a un hombre que no es tonto a decir tonterías?

Las razones detrás de la purga en Cuba

Andrés Oppenheimer's picture

Los castrólogos, o sea quienes practican esa oscura ciencia que es tratar de interpretar las acciones de los hermanos Castro, están divididos respecto de la purga del gabinete que tuvo lugar en Cuba la semana pasada: algunos la consideran una señal de cambio, mientras que otros la interpretan como una señal de resistencia al cambio.

El acelerón de Chávez y la crisis económica mundial

Manuel Malaver's picture

No hay dudas que la prisa de Chávez por copar espacios clave de la economía que aún mantiene el sector privado en Venezuela, está relacionada con la ola de estatizaciones que permisa la profunda crisis que hoy sacude el sistema de economía de mercado que se pensó inexpugnable después de la caída del Muro de Berlín y el colapso del socialismo stalinista y real.

El pasajero de Truman

Simón A. Consalvi's picture

No abrigo dudas, El pasajero de Truman es una gran novela y una gran historia. Francisco Suniaga recrea la aventura humana del embajador Diógenes Escalante, un tachirense de los tiempos de Cipriano Castro, a quien el azar rescató del primitivismo venezolano de las primeras décadas del siglo, y le abrió las puertas de Europa. Se inició como cónsul en Liverpool, y a partir de ahí hizo carrera en las embajadas del Viejo Mundo, y en el escenario de la Sociedad de las Naciones.

Una ficción económica

Alberto Barrera Tyska's picture

Los dos comenzaron a asentir al unísono, pausadamente. Parece mentira, ­dijo,­ a Stiglitz también lo compró el imperio. Acababa de tomarse el primer trago de café cuando sonó el teléfono. Instintivamente, miró el reloj de la cocina: 6:48am. Temió que fuera él. Con el segundo repique ponderó mejor las posibilidades, recordó que a él más bien le gusta llamar a las 3:00 de la madrugada, como si secretamente le produjera un especial placer despertar de golpe a los demás. Repicó nuevamente. Volvió a mirar el reloj y decidió atender.

La ciudad rota

Tulio Hernández's picture

Caracas tuvo este año dos reinas de Carnaval. Ambas fueron coronadas el mismo día. La primera como soberana del Carnaval organizado por la Alcaldía Metropolitana. La segunda del municipio Libertador. El primer certamen contó con el apoyo de todas las demás alcaldías del distrito metropolitano.Menos una, la de Libertador, que decidió montar aparte y a solas su fiesta de Carnaval. El hecho no pasaría de ser una nota curiosa si no ocultara en su trasfondo un drama.

“No tendré más hijos en este país”

Manuel Caballero's picture

El binomio hampa-militarismo está volviendo a los venezolanos una especie en extinción. Palabras más, palabras menos, así se expresa Elsy Angarita, una joven madre venezolana a quien la violencia hamponil le arrebató su hijo adolescente. Entre las dos guerras mundiales, las mujeres europeas pensaban y hasta decían lo mismo: “declararemos la huelga de vientres”. Esa actitud y esa amenaza venían de más lejos: de Lisístrata, un ama de casa que Aristófanes pone a la cabeza de un movimiento feminista avant la lettre y recomienda hacer lo mismo.

Tiempo de Palabra

Carlos Blanco's picture

El movimiento estudiantil no está en capacidad de ser fuerza contra el autoritarismo. La cuestión central del movimiento opositor es la dirección. Armando Durán se refirió la semana pasada a este tema con idéntico énfasis. La dirección no sólo implica un equipo de líderes, sino, sobre todo, unas ideas potentes, objetivos, camino y estrategia, redes políticas para sustentarlos, alianzas y organización que les den fuerza. Los dirigentes partidistas son necesarios; pero los partidos como aparatos no están en condiciones de resolver solos este espinoso asunto.

Raúl Castro

Américo Martín's picture

Lo primero es el estilo de Raúl. Pongo un ejemplo cercano. Cuando ascendió a vicepresidentes del Consejo de Ministros a los generales históricos Ramiro Valdés y Ulises Rosales del Toro y al líder de tercera generación Jorge Luis Sierra, la explicación que dio no fue política, sino ''técnica''. Se trataba de distribuir mejor los miembros del Consejo de Ministros para la consolidación de la administración central.

Los dictadores no juegan al póquer

Ramón Lobo's picture

El presidente de Sudán se creía inmune como Milosevic en Serbia. No siempre es fácil distinguir a un dictador. A veces, como en el caso de Sadam Husein, se le confunde durante mucho tiempo con un amigo, un aliado útil que realiza trabajos sucios (contra el Irán del imán Jomeini). Franklin Delano Roosevelt, en cambio, nunca los confundía, pero los clasificaba por categorías.

La democracia entre dos extremos

Alberto Rodríguez B.'s picture

Durante el año de 1961 iba quedando claro que el Gobierno de Coalición, liderado por formación doctrinaria, experiencia política y sensibilidad social e intelectual, tenía el propósito indeclinable de gobernar lo más democráticamente posible. Rómulo Betancourt era el líder de un partido popular y progresista, como intérprete de la fibra liberal del pueblo venezolano, al cual conocía como pocos. Se propuso no caer en las provocaciones constantes de la izquierda y de la derecha.

Pages