¿Por qué se nos cae el cabello a las mujeres?


La alopecia es la pérdida del cabello. Puede ser localizada, generalizada, temporal, o definitiva. Ya desde el año 4000 AC era un tema de interés y hasta hay datos sobre papiros que hablan de sus tratamientos. Hoy en día, sigue siendo uno de los motivos de consulta más frecuentes en los consultorios pero ya dejó de ser un tema privativo del género masculino. Con el aumento del estrés, el consumo de determinadas hormonas y las dietas extremas, son cada vez más las mujeres que consultan por pérdida del cabello.

Pelo por pelo: el proceso en detalle

El crecimiento del cabello consta de tres etapas y se da en forma cíclica. Cada etapa tiene un nombre, ellas son:

Anágena: dura de 2 a 6 años y el cabello crece hasta 1 centímetro por mes.

Catágena: es un período de reposo y dura, aproximadamente, 4 semanas.

Telógena: donde el cabello cae. Pueden caer hasta 70 cabellos por día y su duración es de aproximadamente 4 meses.

En términos generales podemos dividir a las alopecias en:

*Cicatrizales: éstas conducen a la desaparición del folículo piloso. Generalmente no responden a los tratamientos habituales y sus causas pueden ser:

*Infecciosas: hay determinadas infecciones que provocan la muerte del folículo piloso, es el caso de algunos hongos.

*Tumorales: ciertos tipos de cáncer de piel también dejan un área despoblada de cabello.

*Inmunológicas: el liquen plano.

No Cicatrizales: éstas pueden ser reversibles, difusas, y/ o localizadas. Sus causas pueden ser:

* Secundaria a enfermedades: anemia, problemas tiroideos, trastornos hormonales.

* Medicamentosas: ciertos anticoagulantes, antitiroideos, hipocolesteromiantes.

* Tóxicas: talio, clomifeno.

* Micóticas: por ciertos hongos.

* Alopecia androgénica: la más común y la que más consultan los pacientes.

Tanto en el patrón femenino como en el masculino de alopecia difusa, los pacientes presentan el cabello fino y frágil y el test de tracción del cabello es negativo, es decir, no se desprende con la simple tracción. La única diferencia entre ambos casos es la línea de cabello frontal, que en la mujer está intacta mientras que en el hombre no se respeta y se retrasa.

Posibles tratamientos

Para realizar un correcto tratamiento de las alopecias es necesario conocer y practicar un intenso interrogatorio a los pacientes. Hay que analizar, en detalle, la historia familiar, realizar exámenes físicos y bioquímicos del paciente y así descartar endocrinopatías, anemias, el uso de determinados medicamentos y costumbres de higiene del cuero cabelludo. Además, es fundamental analizar el tiempo de evolución de la caída del cabello y su forma de inicio.

Una vez localizado el problema, se comienza con el tratamiento adecuado para cada paciente. Estas son las opciones.

-Mesoterapia. Consiste en microinyecciones intradérmicas con principios activos cuya función es la estimulación directa del folículo piloso. En esta técnica se pueden introducir oligoelementos, como el zinc, vitaminas y minerales y -en casos puntuales- emplear sustancias antimicóticas.

-Alta frecuencia. Es un equipo que favorece la microcirculación y la oxigenación del cuero cabelludo. También tiene funciones antibacterianas y regula el ph. Usualmente se combina con mesoterapia en la misma sesión.

-Ultrasonido. Las ondas ultrasónicas favorecen a la destrucción de la fibrosis que puede presentar el folículo piloso y, a su vez, realiza un micromasaje a nivel capilar aumentando la circulación local. También es una técnica que se combina con mesoterapia.

-Plasma enriquecido en factores de crecimiento. Por medio de la extracción de sangre del paciente y luego de un proceso de centrifugado, se separa el plasma de los glóbulos rojos. Luego, ese plasma se activa y se introduce por medio de microinyecciones indoloras el cuero cabelludo del paciente. Los resultados son excelentes y no hay necesidad de recurrir al empleo de hormonas sintéticas por la misma técnica de aplicación.

Terapia de aminoácidos por vía oral. Ésta no sólo favorece el crecimiento del cabello sino que también mejora la calidad de las uñas.

Terapias tópicas por medio de champúes y tónicos. Específicos para cada problema de alopecias.

Todos estos tratamientos se pueden realizar en conjunto o por separado y el éxito de los mismos sólo depende del desarrollo de una buena historia clínica y el examen físico del paciente.

Fuente: http://www.entremujeres.com/belleza/pelo/alopecia-causas-tratamientos_0_...

DJ

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios