Se fugan 1.000 millones de dólares aprobados para “viajeros”


La “venta de cupos de dólares” provocó que un 25% de las aprobaciones de divisas norteamericanas, que hizo Cadivi para los “viajeros” en el 2012, se fugara a través de los ilícitos cambiarios.

Porcentaje que para este año se perfila igual o mayor, debido a la serie de desviaciones que se vienen incrementando. Tal como es el caso del aumento en la adquisición de boletos aéreos hacia el extranjero, con los que los poseedores logran la autorización de divisas en “efectivo” ($500) o en “tarjetas de crédito” (hasta $3.000); luego un 30% de los pasajeros no viaja, pero un tercero “raspa” los dólares para revenderlos en el mercado negro a un precio mayor.

El economista Luis Brusco, exinvestigador del Banco Central de Venezuela, declaró a PANORAMA que “la venta de cupos” entra dentro de esa suerte de desvío de divisas que perjudica la economía del país.

Según sus estimaciones, de los 4 mil millones de dólares que fueron aprobados el año pasado para viajeros (efectivo y tarjetas) aunado a los “electrónicos ($400 al año por persona) hubo un 25%, es decir, 1.000 millones de dólares —aproximadamente— que no se usaron para los gastos de los viajeros.

El profesor de la UCV considera que en lo que va de este año la situación pude haberse multiplicado, debido a que en la actualidad la brecha entre el precio del dólar paralelo y el dólar oficial (Bs. 6,3 por dólar) es mayor y la gente busca más la divisa para revenderla. “En la medida que la brecha sea mayor esta salida de capitales será superior”.

En su opinión, el BCV y Cadivi deben acentuar los controles posterior a la asignación de las divisas, para así minimizar los ilícitos cambiarios. “Este será un trabajo bárbaro de auditoría posterior. Asimismo, debe tratar de reducir la brecha entre el negro y el oficial.

Recordó que la nueva presidenta del BCV, Edmeét Betancourt, dijo en abril pasado que de los 60 mil millones de dólares inyectados en el 2012 al sector productivo, hubo unos 20 mil millones que se fugaron a través de la sobrefacturación, así que haría todo lo posible para evitar que eso ocurra este año.

Con ese mismo énfasis, según Brusco, debe plantearse la lucha contra el resto de los ilícitos y sobre todo la corrupción que desangran las reservas y la economía nacional.

Las propuestas del exinvestigador del Banco Central se dan un día después de haberse conocido que las capitales de Perú y Lima están siendo usadas con mayor auge para “raspar” las tarjetas venezolanas en dólares.

Sobre este problema, el presidente de la Asociación de Líneas Aéreas en Venezuela (Alav), confirmó este martes que efectivamente los boletos para esas países se ha incrementado.

Dejando claro que las agencias de viaje, al igual que las aerolíneas, “no están involucradoa en el “raspado de tarjetas”, por el contrario están trabajando junto al Gobierno nacional para identificar a los que se lucran con los “raspatarjetas” y dañan la economía.

En cuanto al exorbitante precio que tiene en este momento los boletos aéreos, como Santiago de Chile que cuesta 16.000 bolívares o Lima que está en Bs. 22.400, Figuera respondió que se debe a la temporada vacacional. Sin embargo, especialistas consideran que ese incremento también responde a la alta demanda que tienen esos destinos, donde se están raspando las tarjetas.

Para evitar estos ilícitos cambiarios, debe aplicarse con más contundencia las medidas de control, porque ahora a los dólares aprobados por Cadivi para viajeros se suma los que serán liquidados por el Sicad, ente que en las dos anteriores subastas ha adjudicado 58 millones 655 mil 550 de dólares solo para uso con tarjetas de crédito en el exterior, a un promedio de $1.500 por persona en la primera subasta y $1.000 en la segunda.

Precisamente, usuarios de panorameweb también piden que se ponga freno a la venta de cupos, sobre todo destacan que además de poner el ojo a los “raspatarjetas” en Lima y Quito se deben revisar los destinos de “Cúcuta, Panamá, Miami, Chile, Uruguay y hasta Madrid, hacia donde “mafias sin escrúpulos raspan dólares y luego suben su precio para enriquecerse”, acotó José Luis Prado.

Fuente: http://www.panorama.com.ve/portal/app/push/noticia76870.php

AJ

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal