campos petroleros de Venezuela

Pese a tener uno de los índices de riesgo país más elevados de la región y la dura retórica anticapitalista del presidente Hugo Chávez, decenas de petroleras extranjeras hacen fila para operar en Venezuela. Y no hay mejor credencial que llegar al país latinoamericano respaldado por un Gobierno "amigo" del mandatario socialista. Desde hace años, Chávez utiliza la Faja Petrolífera del Orinoco, una de las mayores reservas mundiales de crudo pesado, como una poderosa herramienta diplomática, asignando según sus intereses campos petroleros a empresas de países aliados.

Cinco de los nueve países que el mandatario ha visitado en su gira -Irán, Rusia, Bielorrusia y España- tienen millonarios intereses petroleros en Venezuela y son pocas las naciones sudamericanas sin un bloque asignado en la Faja, como Colombia, vetada tras el reciente conflicto político con Chávez.

Mientras, decenas de trasnacionales que históricamente trabajaron en el país socio de la OPEP deben conformarse con proyectos menores a la espera de que se concrete la licitación de varios bloques de crudo pesado en el Proyecto Carabobo, suspendido desde junio.  seguir leyendo »