Para formar parte de la información

Millennials

¿A qué son adictos los "Millennials"?

¿A qué son adictos los "Millennials"?

Cuando la Fundeu haga públicas, como cada año, las palabras que han definido este 2017, probablemente ‘millennial’ aparezca entre las primeras de la lista. Se trata de la generación que comprende a los nacidos entre 1982 y 2004 (aunque incluso a la hora de limitar la generación haya controversia) y el término ha sido utilizado hasta la saciedad para definir a este grupo de personas, que en España suponen más de ocho millones, que coinciden con la juventud activa del momento. Se ha dicho de ellos que son los mejor preparados de la historia, los que más facilidades han tenido durante su infancia y adolescencia, la generación que al acabar sus estudios se dio de bruces con la crisis económica, la que está reinventando el mundo social y laboral, la que se enfrentará a las peores consecuencias del cambio climático, la que verá la cura del cáncer, pero, sobre todo, la primera generación que vivió de lleno la revolución tecnológica.

Por qué los millennials son menos infieles que la generación de sus padres

Por qué los millennials son menos infieles que la generación de sus padres

Los millennials son infieles. Así, como un absoluto que engloba a toda una generación. Lo hemos oído hasta la saciedad: no tienen ataduras en el trabajo, no saben lo que es la lealtad hacia una empresa o banco y, por supuesto, cambian de pareja como quien canjea cromos en el patio del colegio. Por activa y por pasiva se nos ha presentado a las nuevas generaciones como los mayores valedores de la cultura del sexo casual, la infidelidad y el fin de la pareja tradicional. Viven en un mundo ligero, sin remordimientos ni valores, donde a golpe de 'swipe' se ponen los cuernos los unos a los otros. O, al menos, eso dicen.

Los Millennials son grandes consumidores de la tv

Los Millennials son grandes consumidores de la tv

Por lo general, cuando hablamos de Millennials siempre los relacionamos con la forma en cómo se desenvuelven en las redes sociales o su poder de influencia para comprar artículos útiles relacionados con el día a día. Sin embargo, es muy poco lo que se sabe sobre el tiempo que invierten viendo televisión. De hecho, algunos se atreverían a afirmar que los millennials no utilizan el televisor.