Para formar parte de la información

Rafael Gallegos

La democracia, otro camello de la “revolución”

Rafael Gallegos's picture

Cuando fue derrotada la guerrilla de los años sesenta, los hermanos Castro y algunos subversivos idearon un plan a largo plazo. Consistía en reclutar cadetes y oficiales, y prepararlos para la toma revolucionaria del poder. Salieron a la luz pública el 4F 92, cuando encabezados por Hugo Chávez atentaron fallidamente contra un gobierno electo por el pueblo. Así nacía el chavismo.

Entre el comunismo y la libertad

Rafael Gallegos's picture

La tramoya de la Constituyente Comunal es una mascarada leguléyica que utiliza la impopular minoría del gobierno para permanecer en el poder. Con ella esperan implantar un sistema comunista: cero libertades, elecciones entubadas y monopartidistas, represión totalitaria, cero propiedad privada y prevaleciente militarismo.

La "paz superior" de los dictadores

Rafael Gallegos's picture

El gobierno se burla del pueblo cuando expresa buscar la “paz superior” con la insólita Asamblea Constituyente Comunal. Con evidente minoría, aspira implantar el fracasado comunismo por una vía “y que” electoral. Más sincero sería que dijeran “poder superior”, porque lo que realmente buscan es permanecer en el gobierno, a cualquier costo y para toda la vida.

No hay “paz superior” ni paz inferior… hay paz. La verdadera paz, la que pedimos los venezolanos, se construye con ladrillos de democracia y cemento de elecciones oportunas y limpias. PAX democrática, pues.

La Constitución sirve para todo

Rafael Gallegos's picture

La frase fue pronunciada por José Tadeo Monagas luego de haberle salido el tiro por la culata en el asalto al Congreso de 1848, y la han practicado toneladas de autócratas a través de nuestra historia.
Como Joaquín Crespo, que se alzó con su Revolución Legalista porque Raimundo Andueza quería modificar la Constitución para quedarse por dos años más en el poder. Lo tumbó y se quedó… por seis años.

La creciente fuerza de la democracia

Rafael Gallegos's picture

“Con la OEA y sin la OEA hago siempre lo que quiero y mi palabra es la ley”, es la ranchera que nos quiere poner a bailar el gobierno. Sin embargo resulta paradójico que quien por ahora sigue siendo el rey pueda imponerse sin plata, ni pueblo, ni nadie que lo comprenda… ni en Mercosur, ni en Europa y menos en la OEA que agrupa a todos los estados latinoamericanos, a excepción del totalitarismo cubano.

Conmoción... La del pueblo venezolano

Rafael Gallegos's picture

Aunque usted no lo crea el TSJ acaba de descubrir que podemos ir hacia un estado de conmoción. Y tiene toda la razón. Lo que pasa es que buscó al Presidente de la Republica para que supere la tal conmoción, otorgándole poderes cuasi monárquicos que ya hubiera deseado para sí el mismísimo Fernando VII. Ahora Maduro podrá, según dicen los constitucionalistas, privar de ejercicio y de libertad a los diputados de la Asamblea electa por el pueblo, sacarnos de la OEA de un plumazo y, hasta suspender elecciones indefinidamente; todo para evitar el tal estado de conmoción.

Los quiebravenezuela

Rafael Gallegos's picture

¿Quedará algo? ¿Habrá algún parámetro económico, institucional o hasta moral que no haya disminuido drásticamente en estos años? Las cifras son aterradoras. En ingestión de alimentos, para no caer en reiteraciones, podemos calibrar el significado del bajón desde 27 kilos de carne por persona al año hasta nueve, o la disminución hasta la mitad en consumo percapita de arroz. Si eso no es hambre… con razón el hombre nuevo lleno de hambre nueva, se la pasa hurgando los basureros.

Cuentos de triquiñuelas electorales

Rafael Gallegos's picture

La historia de Venezuela está llena de vivitos que le han usurpado al pueblo su derecho de elegir. Al final resultan derrocados y hasta muertos. Aunque algunos como el dictador Gómez, fallecieron en su cama rodeados de áulicos que competían por el volumen de sus lágrimas para demostrar quién lo quería más.

GUERRA FEDERAL

Basura´s

Rafael Gallegos's picture

Venezuela galopa, “a paso de vencedores”, hacia su mínima expresión. Observen el petróleo, el aluminio, el parque industrial. Hasta las esperanzas. En agricultura y ganadería aterran las cifras. Cada vez hay menos volumen sembrado; en ganadería vacuna hemos llegado, aunque usted no lo crea, a las cifras de la época de la Independencia.

“Solucionática”

Rafael Gallegos's picture

Los venezolanos estamos hartos de oír acerca de nuestra problemática. Que si el hambre, la escasez, la hiperinflación, “basurolandia c.a.”, la inseguridad, las quiebras de empresas, servicios y seguros; el país desvencijado, las elecciones esquivadas. En este artículo nos concentraremos en una seudociencia de las soluciones, que temerariamente hemos bautizado como “Solucionática”.

Vigencia de Rómulo Betancourt

Rafael Gallegos's picture

Ante el empeño de la “revolución” de enterrar la democracia, los venezolanos nos vemos obligados a buscar luces en nuestros personajes más significativos para resucitar el régimen de libertades. Y quién más representativo que Rómulo Betancourt, cuyo nacimiento conmemoramos el pasado 22 de febrero. Nació en 1908, durante el gobierno de Cipriano Castro, nueve meses antes de que Juan Vicente Gómez aprovechara el viaje médico de su compadre para quitarle la Presidencia.

(2/2): PDVSA azul, PDVSA roja… ¿PDVSA vino tinto?

Rafael Gallegos's picture

… La miope utilización de la Renta Petrolera generada por la Pdvsa Azul, conllevó el llamado Petroestado, que permitió a las cúpulas del gobierno el manejo de pingües cantidades de dinero. Para remate, cuando los precios del petróleo se dispararon por encima de 100 dólares el barril, encontraron a un presidente Chávez que manejó los recursos sin control ni escrúpulos, para buscar apoyo internacional y exacerbar un populismo que ha significado el acabose de Venezuela. La “revolución” actuó como un Rey Midas al revés (¿Rey Sadim?): tocó el petróleo y lo transformó en miseria.

(1/2): PDVSA azulL, PDVSA roja… ¿PDVSA vino tinto?

Rafael Gallegos's picture

Luego de la nacionalización del petróleo los venezolanos hemos transitado por dos pedevesas: la Azul y la Roja. Hay que destacar que ni son lo mismo, ni se escriben igual y mucho menos una es consecuencia de la otra. Son dos procesos bien diferenciados que nos proponemos analizar en estas líneas en aras de la necesaria comprensión de la historia, para que cuando corresponda estemos en mejores condiciones de rescatar la industria petrolera.

Muro antidemocrático

Rafael Gallegos's picture

“Te pareces tanto a mí”, bromean los deslenguados que le hubiera dicho Chávez a Trump. Quizás la institucionalidad norteamericana le dé un “parao” a Trump; contrario al caso de Chávez, quien pudo iniciar este desastre que padecemos, porque encontró un país desvencijado. Pero ambos se pueden caracterizar como constructores de muros. El de Trump contra los mexicanos, y el de Chávez… contra la democracia.

Democracia sin elecciones es dictadura

Rafael Gallegos's picture

Cosas de autócratas: la actitud de presidente José Tadeo Monagas en 1858 queriendo forzar la Constitución para ampliar su periodo presidencial de cuatro a seis años, es la misma de Hugo Chávez cuando creo en un segundo e ilegal intento, la reelección indefinida. No muy diferente a la actitud de Daniel Ortega presidente reelecto por siempre y nada menos que con su esposa de vicepresidenta. Nepotismo habemus.

Betancourt y Fidel: Democracia y dictadura

Rafael Gallegos's picture

Los años sesenta fueron de redefiniciones, rompimiento de ideas… lumpias. La mayoría de los intelectuales eran de izquierda y los estudiantes, ni hablar.

En 1959 llegó Fidel Castro a Venezuela. Todo un espectáculo, los barbudos fungían de estrellas de rock. Las mujeres los abrazaban, los besaban, les arrancaban botones, y hasta los pelos de la cara.

¿Y ustedes con esas montañas tan altas no han hecho la revolución? – preguntaban asombrados, al observar el Ávila.

La cotidianidad desplomada

Rafael Gallegos's picture

Las absurdas medidas políticas y económicas de la “revolución” ya llegaron al estómago de los venezolanos. La propaganda basada en Goebbels, los comunistas soviéticos y en sus alumnos más recientes Fidel y Raúl Castro, ya no hace efecto. La publicidad oficial es infinitamente más pequeña que el hambre cotidiana.

Lo que no volverá... con este gobierno

Rafael Gallegos's picture

¿Quedará algo?, nos preguntarnos los venezolanos al observar destrozo de nuestra patria. Nos han convertido en una ruina… sin gloria. Cuesta explicarles a los más jóvenes lo que hemos perdido. En parte porque no está en sus esquemas mentales y además, porque es difícil conversar con ellos, ya que dos millones de jóvenes se han marchado del país, en un éxodo bíblico que deja como un niño de pecho al de Moisés. Nada nuevo bajo el sol, cuando los países fracasan la gente emigra.

Hiperinflaciones y cambios… de gobiernos

Rafael Gallegos's picture

Las historias de los pueblos se repiten y se repiten hasta que estos se las aprenden. La observación de las hiperinflaciones que en mundo han sido parece una plana. Casi todos obedecen a las mismas causas. Déficit presupuestario, impresión de moneda sin respaldo, Banco Central dependiente del gobierno, devaluación crónica y populismo. En el caso venezolano todo comenzó a la voz de exprópiese, los insultos a los empresarios, la generación de desconfianza, la hiperestatización, la gigantesca improductividad.

Pages