Precios del cemento elevan los costos de la construcción en Venezuela


No sólo importantes componentes de la canasta alimentaria escasean en los anaqueles de los supermercados. En ferreterías y distribuidoras de materiales de construcción se ha hecho difícil en los últimos meses la obtención de insumos como el cemento, vital para culminar cualquier edificación, aunque la Cámara de la Construcción del estado Bolívar reporta una mejoría en el abastecimiento.

Conseguir cemento portland tipo I regulado en Bs. 8,35, de acuerdo con la Gaceta Oficial Nº 37.681, es una quimera y, en su lugar, los constructores deben adquirir el producto de alta resistencia (Portland tipo III) que no está regulado hasta en Bs. 35 el saco de 42,5 kilogramos, lo que impulsa los precios.

En los alrededores de la redoma de El Dorado, en San Félix, el material es apilado a los lados de la carretera. Un vendedor, que prefirió no identificarse, señaló que lo adquieren fuera de planta a un precio muy alto "y por eso lo vendemos caro, para por lo menos llevar algo de comida a la casa".

"Ninguno de nosotros tiene cupo en planta Cemex, y por eso compramos el saco en 26 bolívares".

El vendedor señaló que además del alza del material, es difícil conseguirlo. "Para conseguir 100 sacos de cemento es un problema, la semana pasada por lo menos vendí un solo día porque el resto de los días no conseguí", agregó.

En noviembre de 2009, el saco de cemento se vendía en 22 bolívares, y desde diciembre se ubicó por encima de los 30 bolívares.

Compradores del material de la construcción coinciden en que el incremento del cemento duplica los costos de cualquier obra. "A veces no se consigue y lo que más preocupa es que estas gandolas que venden en la avenida vienen escoltadas por la Guardia Nacional", señaló un constructor.

En algunas ferreterías han optado por vender cinco sacos por persona. El cemento gris tipo I es vendido en Bs. 10,19, mientras que el tipo III es ofertado en Bs. 28 el saco de 42,5 kilogramos.

Mejor distribución

El presidente de la Cámara de la Construcción del estado Bolívar, Daniel Irureta, manifestó que de acuerdo con lo reportado por los afiliados del gremio la distribución del cemento a nivel de las ferreterías ha mejorado respecto a meses anteriores.

Sostuvo, sin embargo, que en algunas oportunidades no se consigue al precio regulado lo que impulsa los costos.

"Lo que pasa es que el 50% de la producción que se destinaba a Bolívar se está orientando a Tocoma, y un 25% al tercer puente sobre el río Orinoco. Queda un remanente para ser distribuido a nivel de ferreterías y de allí el déficit, y cuando hay menor oferta y mayor demanda, los precios suben", explicó.

Irureta señaló que hace algunos meses el material se encontraba con un precio tres veces superior al regulado. "Hace un par de meses estaba en pleno vaciado el monolito de Tocoma y suponemos que eso afectó la distribución", afirmó.

Prevén que este problema con la distribución del cemento persista mientras esté en pleno desarrollo estas construcciones.

El tren de la nacionalización

En abril de 2008, el Gobierno promulgó un decreto para la nacionalización de las empresas productoras de cemento, en manos de las trasnacionales Holcim (Suiza) Lafarge (Francia) y Cemex (México) con las cuales aún no se ha logrado un acuerdo definitivo.

En el caso de Cemex, debido a la falta de acuerdos de compra y el vencimiento del plazo de 60 días que estableció el Decreto de Ley de Ordenación de las Empresas Productoras de Cemento, se procedió a la expropiación. La empresa solicitaba un monto por encima de los 1.300 millones de dólares, mientras el Gobierno aseguraba que el valor de la cementera estaba por debajo de los 800 millones.

En julio de 2009 se creó la Corporación Socialista del Cemento, de acuerdo con la Gaceta Oficial Nº 39.229, que establece que el ente se encargará "de la producción, venta y comercialización de cemento, piedra, piezas estructurales, tubos de cemento y concreto así como la explotación de canteras y yacimientos de materiales destinados a la construcción en el marco de la política socialista".

La nacionalización de las industrias y la creación de la Corporación no han sido todavía herramientas para aminorar los problemas de producción y distribución del cemento.

En alza

Los insumos, maquinarias y equipos para la construcción registran un fuerte incremento en los precios de 26,7% en los últimos 12 meses.

De acuerdo con las cifras del Banco Central de Venezuela, la categoría de cementos, cales y otros aumentó 16,4% entre marzo de 2009 y marzo de 2010; recubrimientos para pisos, paredes y techos (25,5%); artefactos sanitarios y accesorios (27,3%) y combustibles y lubricantes (27,2%).

Los productos de acero, por su parte, aumentaron 16,5%.

Fuente: María Ramírez Cabello / http://www.correodelcaroni.com/content/view/151363/1/

YU

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios