Marcgravia evenia: La planta que utiliza acústica para atraer murciélagos


No sólo los colores y aromas de las plantas les permiten atraer polinizadores. Los sonidos también son vitales en el caso de una planta tropical, según un nuevo estudio. La planta trepadora de Cuba, Marcgravia evenia, es polinizada por murciélagos. Tiene hojas de forma cóncava que funcionan como reflectores parabólicos, devolviendo señales acústicas multidireccionales para facilitar su localización.

Los murciélagos utilizan un sistema de ecolocalización. Emiten sonidos que rebotan al encontrar un obstáculo y el animal recibe un eco. Midiendo el tiempo de retardo entre la señal emitida y la recibida, el murciélago determina la distancia y localización del objeto.

"Ya conocemos como las plantas utilizan los colores brillantes en sus pétalos para atraer polinizadores. Lo que hemos encontrado es un equivalente a esos colores mediante ecolocalización", explicó Marc Holderied, de la Universidad de Bristol, en Inglaterra, uno de los autores del estudio. También participaron en la investigación expertos de las universidades de Erlangen y Ulm, en Alemania.

Búsqueda más eficiente

Los científicos se interesaron por primera vez en la planta tropical cuando vieron una foto de la misma en la revista Natural History.
"Inmediatamente reconocimos que por la forma de la hoja y su orientación, podía servir para atraer murciélagos", señaló Holderied.

Los investigadores comenzaron entonces a realizar pruebas con Marcgravia evenia en el laboratorio. Primero lanzaron impulsos acústicos para medir el eco producido por las hojas.

El siguiente paso fue determinar la respuesta de un grupo de murciélagos de la especie Glossophaga soricina que se alimentan de néctar.

Midieron el tiempo que los animales tardaron en localizar una fuente de alimento escondida entre follaje articial en un cuarto oscuro.

En el experimento, compararon el tiempo requerido cuando la fuente estaba sola, o bien con una hoja común de la planta, sin forma parabólica, o por último, con una de las hojas cuya forma singular recuerda a los reflectores.

Sólo en este último caso, el tiempo de localización de la fuente de alimento se redujo a la mitad.

Beneficios para todos

La forma de la hoja y su orientación hacen que sea menos eficiente desde el punto de vista de la fotosíntesis, pero los científicos aseguran que los beneficios en materia de polinización compensan esa pérdida.

"El sistema de señales acústicas beneficia tanto a la planta como a los murciélagos", explicó Holderied.

"Por un lado, aumenta la eficiencia de la recolección de néctar para los murciélagos, que deben visitar cientos de flores cada noche para satisfacer sus necesidades energéticas".

"Por otro, la planta es tan escasa que requiere polinizadores que puedan desplazarse rápidamente".

Los científicos creen que otras plantas, también polinizadas por murciélagos, podrían utilizar sus hojas en forma similar.

Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista Science.

Fuente: BBC Mundo

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios