La justicia holandesa ordena al Estado reducir las emisiones de CO2

Un tribunal holandés ordenó el miércoles al Estado reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de 25% de aquí a 2020 a raíz de una demanda ciudadana, una primicia que podría sentar un precedente mundial.

"El tribunal ordena al Estado que limite su volumen total de gas de efecto invernadero para reducirlo en al menos un 25% en 2020 respecto a los niveles de 1990", declaró el juez Hans Hofhuis, durante una audiencia pública en el tribunal de La Haya, provocando aplausos en la sala.

Unos 900 holandeses presentaron en abril una demanda contra su gobierno con la ayuda de la ONG Urgenda, que lucha a favor del medio ambiente.

Los ciudadanos, que pedían una reducción del 40% en 2020 respecto a las emisiones de 1990, esperan que esa decisión sirva de base a otras acciones judiciales en el mundo.

"Todos coinciden en que la gravedad y la magnitud del cambio climático obliga a tomar medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero", afirmó el tribunal.

"El Estado debe hacer más para invertir el peligro inminente causado por el cambio climático, dado su deber de proteger y mejorar el medio ambiente", añadió.

La corte también precisó que el control de las emisiones de Holanda es "una de las tareas del Estado" y consideró que el coste de esas reducciones no sería "inaceptablemente alto".

El ministro holandés dijo en una declaración enviada a la AFP que está trabajando para aplicar los acuerdos firmados por la UE.

"Impedir el cambio climático es más probable cuanto más países trabajen conjuntamente", señaló.

Sin embargo, advirtió que las causas y las consecuencias no están limitadas a Holanda.

"Compartimos el mismo objetivo que Urgenda pero divergimos en las formas de lograrlo", afirmó.

'Un hito'

Marjan Minnesam, directora de Urgenda, calificó la decisión de "primicia mundial".

"Nunca antes un Estado había sido llevado ante la justicia de esta forma", dijo en el tribunal. "Esto ha sentado un precedente".

"Millones de personas que ya sufren las consecuencias del cambio climático esperan que nosotros, las personas responsables de las emisiones, que podemos actuar, vamos a hacerlo a tiempo", añadió en un comunicado.

Según Urgenda, es la primera vez que una organización y unos ciudadanos intentan que el Estado sea responsable de su inacción frente al calentamiento global.

También es la primera vez que se utilizan los derechos humanos como base legal para proteger a los ciudadanos contra el cambio climático.

"Esta sentencia es un hito en la historia de la legislación sobre el clima, porque es la primera vez que un tribunal ordena a un gobierno que aumente sus ambiciones climáticas", dijo Wendel Trio, el director de la red europea para la acción climática, a la AFP.

"Esperamos que este tipo de acciones se imite en todo el mundo", agregó, aunque consideró que el objetivo del 25% fijado por el tribunal sigue estando lejos de lo necesario para atajar el cambio climático.

La comunidad internacional acordó limitar la subida de la temperatura del planeta a 2ºC.

Las demandas contra los gobiernos y las compañías han aumentado en la última década como una forma de presionar y conseguir acciones contra el cambio climático.

Los países publicarán próximamente sus propios compromisos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero antes de la conferencia del clima del próximo mes de diciembre en París, en la que se espera la firma de un acuerdo global sobre esa cuestión.

La Unión Europea quiere reducir sus emisiones en un 40% de aquí a 2030 respecto a los niveles de 1999, mientras que Estados Unidos, el segundo mayor contaminador por detrás de China, se comprometió a disminuirlas entre un 26 y un 28% de aquí a 2025.

AFP

ARB