¿Por qué las personas no pueden respirar bajo el agua?

Para disfrutar de las maravillas del océano las personas debemos utilizar equipos que nos entreguen oxígeno mientras están bajo el agua, ya que a diferencia de los peces no podemos respirar en un medio submarino.

Si es que el agua tiene oxígeno ¿Por qué no podemos respirar bajo el agua? Las razones están tanto en la química del agua como también en la forma en que funciona nuestro sistema respiratorio.

¿Por qué los humanos no pueden respirar bajo el agua?

Los buzos deben utilizar un sistema especial para recorrer el mundo submarino recibiendo oxígeno de forma artificial. Los humanos no somos capaces de respirar bajo el agua por más que este líquido está compuesto en parte por oxígeno.

Normalmente las personas respiran el oxígeno presente en el aire en forma de gas. Alrededor del 20 % del aire es oxígeno, por eso nuestro cuerpo lo depura expulsando el dióxido de carbono de vuelta al ambiente.

El agua o H2O posee oxígeno pero en forma líquida, ese oxígeno se encuentra disuelto y para poder utilizarlo ciertas criaturas y plantas marinas poseen un sistema respiratorio compuesto de branquias las cuales poseen vasos sanguíneos que absorben el oxígeno desde el agua que entra por su boca.

El sistema respiratorio de los mamíferos no es capaz de utilizar ese oxígeno disuelto, incluso animales marinos deben salir a superficie para tomar aire y volver a sumergirse ya que no contamos con branquias.

Cuando las personas inhalan el aire gaseoso este se mueve a través del sistema respiratorio hasta que llega a los alvéolos del pulmón, cada pulmón tiene 350 millones de ellos, allí se separa el oxígeno del resto del aire el cual fue purificado de contaminantes en su paso por la zona superior del sistema respiratorio.

Ese oxígeno luego sigue su camino a la sangre circulando para llevar tan importante elemento al resto de los órganos. La respiración sería imposible sin los músculos que se ocupan de ello.

Si es que se llega a inhalar agua sería imposible no solo sacar el oxígeno sino que también moverla y eliminarla ya que es demasiado pesada por lo que terminamos ahogándonos. Si es que por alguna razón pudiésemos aprovechar el oxígeno del agua igual no nos bastaría, ya que su concentración es menor que en el aire.

Las personas no podemos respirar bajo el agua ya que nuestro sistema respiratorio no es capaz de absorber el oxígeno disuelto en líquido debido a que no contamos con las estructuras necesarias a diferencia de los peces, así que si queremos disfrutar del fondo marino solo podremos hacerlo con un equipamiento especial.

Fuente: Vix

LR