10 datos de la cirugía de senos que tienes que saber

¡Conoce más!

Sin importar el procedimiento que quieras realizarte, antes de entrar al quirófano estas son las cosas que tienes que saber.

1. Implantes son temporales. Éstos no están creados para durar toda la vida dentro de tu organismo y en realidad cuánto más tiempo los tengas, mayores serán las posibilidades de desarrollar complicaciones, afirma la Food and Drug Administration (FDA).

2. Anestesia. La mayoría de las pacientes recibe anestesia general para la cirugía, sin embargo el médico también puede decidir dar un medicamento para relajarte y aplicarte solamente anestesia local en el área de la mama, indican los National Institutes of Health.

3. Colocación de implantes. La técnica más común es donde el cirujano hace la incisión en la parte inferior de la mama, a través de la cual coloca el implante. También se puede realizar debajo del brazo y alrededor del borde de la aureola, pero ésta podría causar problemas al amamantar.

4. Prótesis pueden romperse. Tanto esto como su encapsulamiento pueden ocurrir si existe un trauma, como un accidente de carro o un golpe brusco, indica Roberto Martínez Rinaldi, cirujano plástico miembro de la Sociedad de Cirugía Plástica de Córdoba.

5. Zona del implante. Los implantes se pueden colocar directamente detrás del tejido mamario o de la capa externa de los músculos de la pared torácica. La zona elegida puede afectar la cantidad de dolor o la apariencia de la mama.

Image

6. Complica la mastografía. Cuando se tienen implantes de seno la realización del examen de mastografía puede ser más difícil, porque éstos esconden ciertas partes del tejido del seno.

7. Posibles complicaciones. Incluyen incapacidad para amamantar después de la cirugía, cicatrices grandes que tardan mucho en sanar, pérdida de sensibilidad alrededor de los pezones, que una mama quedé más grande que otra, afirman los los National Institutes of Health.

8. Prótesis no “levantan”. Los implantes aportan volumen, pero no levantan ni sostienen el seno. Para ello existe la mastopexia, la cual quita la piel excedente y reacomoda la glándula, dándole mejor forma, afirma el cirujano plástico Roberto Martínez.

9. Seguimiento es crucial. Se tiene que estar al pendiente de síntomas inusuales que avisen sobre posibles complicaciones, además si los implantes son de silicona se deben realizar chequeos de rutina con IRM, para detectar rupturas silenciosas tres años después de la cirugía, indica la FDA.

10. Cambios de hábitos. Las mujeres que fuman después de la cirugía de mamas tienen mayor probabilidad de tener una curación deficiente, infección y cicatrización inadecuada. Por lo mismo este hábito debe ser suspendido.

Es importante que antes de someterte a este procedimiento averigües con tu médico todo lo que hay que saber de la cirugía de senos, no debes realizarla si aún tienes dudas. Incluso los factores psicológicos son importantes de considerar.

Fuente: Salud 180

AJV

Categoria: