Para formar parte de la información

Clodovaldo Hernández

La estupefacta carta del SNTP

Clodovaldo Hernández's picture

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa mandó una carta a la Universidad de La Plata, en Argentina, para protestar por la entrega al presidente Chávez de nada menos que un premio de periodismo. La directiva del SNTP se declaró estupefacta por el galardón otorgado a quien describen como un notable enemigo de la libertad de prensa. La carta, a su vez, abunda en estupefacciones. Comencemos por lo más simple.

Antimilitaristas locos por la "guerra"

Clodovaldo Hernández's picture

La oposición venezolana es antimilitarista. Sus líderes y militantes se pasan la vida denunciando al rrrégimen del teniente-coronel (favor pronunciar este rango con sumo desprecio) y usan metáforas del estilo "la bota opresora del tirano". Pero, basta que se arme una invasión contra algún país aterrorizado (perdón, quise decir "terrorista") para que quede demostrado que el antimilitarismo opositor se desvanece si las botas en cuestión son estadounidenses, "otánicas" o israelíes.

Pachanga por una mujer muerta

Clodovaldo Hernández's picture

Cuando asesinaron cobardemente a Danilo Anderson, conté la patética historia de la señora que ama a los perros. Se trata de una dama que demuestra su humanidad recogiendo sucios canes de la especie callejero-criollo en la avenida Urdaneta y sus alrededores y llevándoselos a su propia casa. Pues bien, aquella dulzura de mujer, interrogada sobre la atroz muerte del fiscal del Ministerio Público, lapidó un "se lo merecía", y acompañó sus desalmadas palabras con uno de esos rictus de labios que siempre les vemos a las villanas de las telenovelas.

El condenado guarimbero

Clodovaldo Hernández's picture

Ser condenado a la cárcel, incluso siendo culpable, es muy triste. Pero más triste aún debe ser que te condenen por un delito que otros muchos cometen impunemente. Así, una parte accesoria de la condena (diría un abogado) será ver -a través de las rejas- a esos otros disfrutando de su libertad y hasta convertidos en grandes prohombres. La sensación de ser un chivo expiatorio, un cabeza de turco, un paga-lío, un chino de Recadi, ha de resultar peor que la condena. Me imagino que quien pasa por esto debe colocarle un letrerito a su espejo: "Aquí estoy yo, el más pendejo".

Canallas y parrillas mediáticas

Clodovaldo Hernández's picture

La palabra canalla siempre me ha parecido melodramática y cursi. Debe ser porque la primera vez que la oí fue en boca de Martín Valiente, "el Ahijado de la muerte", un engolado superhéroe de radionovela, por alláaaa -¡uff!- en los tempranos años 70. El flashback me ocurrió mientras reflexionaba acerca de lo contagioso y letal que es el virus de la canalla mediática. Fue a propósito de la parrillada que unos jóvenes socialistas montaron al lado de la huelga de hambre que otros jóvenes, opositores, protagonizaron en la sede local de la Organización de Estados Americanos.

Esa oposición que no arranca

Clodovaldo Hernández's picture

Es alucinante, fascinante, escalofriante, desafiante. ¿Por qué? Pues, porque el no arrancar es un mal que se atribuye corrientemente a los gobiernos, no a las oposiciones. Se supone que gobernar es complicadísimo y, en cambio, oponerse es algo sumamente fácil, que no requiere de ningún talento especial. Pero acá nos gusta llevarle la contraria al mundo, desmontar axiomas, cambiar paradigmas, diría un sociólogo barbudo.

¿Por qué en la AN ganan los brutos?

Clodovaldo Hernández's picture

Quién es el culpable de que los diputados opositores, supuesta flor y nata de la inteligencia y presuntamente casi todos bilingües y con posgrado, vayan por lana y salgan trasquilados de la interpelación de unos ministros que -también supuesta y presuntamente- son obtusos, ignorantes y necios? Pa'mi, como solía decir un personaje del gran Joselo, pa'mí que la culpa es de los medios.

Parlamentarismo de street

Clodovaldo Hernández's picture

Los nuevos diputados opositores han comenzado su gestión haciendo parlamentarismo de calle. ¡Bravo por ellos! Claro, no lo han hecho precisamente en las calles de Caracas, Maracaibo, Valle de la Pascua o Sanare. Fueron a la 17th Street y Constitution Avenue y a quién sabe qué otras streets y avenues de Washington DC. Dicen las malas lenguas que algunos de ellos querían pasarse también por el 1600 de Pennsylvania Avenue, pero todavía no están para jugar en esa liga, salvo la diputada Machado que ya lo hizo alguna vez.

El arte de enloquecer(nos)

Clodovaldo Hernández's picture

La ya vieja consigna "Chávez los tiene locos" cobra fuerza cada cierto tiempo y no se limita a la oposición. El comandante ha puesto a buscar citas tempraneras con psiquiatras y psicoanalistas tanto a sus adversarios como a sus seguidores, al anunciar el veto a la Ley de Educación Universitaria y la decisión de no aumentar la tasa del Impuesto al Valor Agregado.

Goce ahora y guarimbee después

Clodovaldo Hernández's picture

Se han puesto de moda las protestas a futuro, la preventa de manifestaciones, el goce ahora y guarimbee después. Los líderes no salen a la calle a armar un roliberio de lío tan pronto les ocurren sus desgracias (a pesar de que, según lo que declaran, éstas siempre son de una gravedad que espeluca), sino que anuncian movilizaciones para dentro de una semana o un mes. Qué ingenio.

¿Y si Maricori salta la talanquera?

Clodovaldo Hernández's picture

Voy a explicarle a la gente opositora por qué es importante, incluso para ustedes, una ley que sancione el salto de talanqueras y revoque el mandato a quienes se hacen elegir por una tendencia política y, una vez en ejercicio de sus funciones, se pasan al bando opuesto sin que se les ruborice tan siquiera uno de los cachetes. Para argumentar propongo un ejercicio de imaginación alucinógeno, pero nada descabellado, pues en estos días, gracias al Espíritu de la Navidad, hasta los sanos se meten sus notas con esencias de mandarina.

¡Queremos tanto a Pérez!

Clodovaldo Hernández's picture

La última tendencia entre los miembros de la Alianza de Articulistas Antichavistas (la venerable Triple A) es declararse admiradores de Pérez. Dicen que quieren reivindicarlo, redimirlo, limpiar su honor. Es curioso porque ni siquiera el propio Pérez luce demasiado interesado en eso. La vergüenza, ya lo sabemos, no ha sido nunca su fuerte. Pero los tripleases están empeñados en venderle al país -sobre todo a los jóvenes- la convicción de que aquel hombre es un apóstol. ¿Qué se pretende con semejante operación de rescate de las porquerizas de la historia contemporánea?

Los damnificados ricos

Clodovaldo Hernández's picture

Es evidente que las catástrofes llamadas naturales afectan principalmente a la gente más pobre. Entonces, ¿por qué será que si uno lee ciertos diarios, escucha cierta radio y ve cierta TV queda con la firme convicción de que las principales víctimas del sacudón climático son los empresarios, los propietarios, los inversionistas?Para decirlo en los términos de blanco o negro, típicos de nuestro debate político: en la versión periodística de este rudo episodio, quienes han quedado damnificados son los ricos.

La "fe en América" después de WikiLeaks

Clodovaldo Hernández's picture

La "fe en América" de Ña Magda estuvo en crisis. Ella siempre ha creído que Estados Unidos lucha por la libertad, la democracia, los derechos humanos y la paz mundial. También ha creído siempre -sus amigas dicen que hace tiempo se volvió creyona- que la palabra de los gringos es sagrada, que sus documentos son la verdad verdadera. Pero, repentinamente se vio en un dilema: si continuaba creyendo en la palabra de los gringos y en lo que dicen sus documentos, se le caía todo lo demás.

Mañana es la marcha: ¡Partida!

Clodovaldo Hernández's picture

Mañana comienza la campaña electoral de 2012, una especie de ultramaraton de 24 meses en el que, por lo que ya puede verse, habrá material para escribir todo lo que a uno le apetezca: manuales de ciencia política, historias de guerra mediática, sabrosas crónicas extraídas de incontables hogueras de vanidades, canciones del tipo Quítate tú, pa'ponerme yo, libros de récords y capítulos de Nuestro insólito universo. Comencemos por estos dos últimos.

Confiscan ideas al Latero Ilustrado

Clodovaldo Hernández's picture

Menudo conflicto el que atolondra la conciencia del Latero Ilustrado: Luego de pasarse años criticando acremente las expropiaciones (en sus análisis las ha llamado confiscaciones comunistas), está a punto de recibir su nuevo apartamentazo en una urbanización de El Hatillo gracias a una de ellas. Él había jurado que lograría, "a pesar del rrrrégimen", dar el salto desde las calamitosas filas de la clase media a secas al exclusivo club de triunfadores de la clase media alta.

La TV es inocente

Clodovaldo Hernández's picture

Es falso que las personas imiten lo que ven en la televisión. Esta afirmación la hizo nada menos que el ilustre profesor universitario Marcelino Bisbal, genuina leyenda viviente de la comunicología venezolana, a propósito de repudiar la decisión del Gobierno de prohibir las llamadas narconovelas. Igual que otros expertos, él calificó la medida como un acto de censura, pacatería y moralina y aseguró que no existía peligro alguno de que la teleaudiencia intentara parecerse a los barones de la droga o a sus despampanantes mujeres sicarias.

Mensajes para enviar en una botella

Clodovaldo Hernández's picture

Lemas. Cuando el comandante dijo "¡exprópiese la Owens Illinois!, en una de las grandes fábricas de cerveza exclamaron "¡ah, no, carrizo, así no se puede!". En la otra, en cambio, expresaron su confianza en que la cosa no va contra ellos. Siguen creyendo que todo es parte de un chalequeo.com. ¡Qué clase de capitalismo es éste! La prensa nos informa que la firma de capital estadounidense OI es la proveedora casi única de botellas y frascos de todo el sector de alimentos y bebidas del país, incluso de marcas archirivales entre sí.

Vuelve fray Bartolomé de las Casas

Clodovaldo Hernández's picture

Que un sacerdote español esté encabezando la más urgente lucha reivindicativa de los pueblos originarios venezolanos es una vergüenza para los altos funcionarios indígenas, tanto del poder Ejecutivo como del Legislativo. Me gustaría escribirlo en ye´kwana, en wayuu o en kari´ña, pero no sé, así que me conformo con hacerlo en castellano. Tenemos una de las constituciones nacionales más avanzadas en derechos indígenas. Tenemos un ministerio. Tenemos diputados electos por los pueblos originarios. Tenemos una comisión parlamentaria para esa temática.

Licencia para linchar

Clodovaldo Hernández's picture

Algunos defensores de derechos humanos deben estar revisando muy profundamente sus puntos de vista acerca de uno de sus temas favoritos: la lucha por la libertad de expresión. ¿Qué los puede llevar a semejante mirada introspectiva y autocrítica? Pues, como es natural, otro de sus temas favoritos: la protección a los perseguidos políticos.

Antipensum para diputados

Clodovaldo Hernández's picture

Elba Quiroz, mujer con gran experiencia en medios parlamentarios, aconseja al profesor Héctor Navarro, director de la escuela de diputados socialistas: lo importante no es tanto lo bueno que aprendan sino lo malo que no-aprendan... o que desaprendan. Elba opina que el Parlamento -llámese Congreso o Asamblea- opera como una deplorable máquina de pervertir gente, un trapiche de buenas intenciones, una molienda de honestidades. "Esto es una caja perversa: por un lado entran dirigentes populares y humildes y por el otro sale un atajo de arrogantes y vivianes -dice Quiroz.

La urgencia de vencerse en la victoria

Clodovaldo Hernández's picture

El otro día leí en el blog de un aficionado al fútbol español una frase tremenda: "El que sabe vencerse en la victoria es dos veces vencedor". Luego averigüé wikipédicamente que se trata de una máxima de Publio Sirio, un poeta del siglo I antes de Cristo. Me dije: ¡caramba!, están apareciendo fanáticos cortaditos con la tijera de Cristóbal Guerra, y procedí a guardar la frase para el pos 26S. Tenía la corazonada de que alguien iba a ganar y, acto seguido, desperdiciar la oportunidad de vencerse a sí mismo.

Sólo nos queda formar un berrinche

Clodovaldo Hernández's picture

Nunca pensé que llegaría a escribir una frase como esta que hoy les entrego, pero siempre hay una primera vez y este día es una ocasión sin igual para sorprender a la gente. Ahí va: le recomiendo al Presidente que no se quede callado. Bueno, lamento haber decepcionado a quienes estaban esperando un salto mortal electoral, pero hoy no se puede tocar esa tecla.

Pages