Pasapalos: una denominación del venezolano


“Picoteo” en Chile, “boquitas” en El Salvador, “picada” en Argentina, “pasabocas” en Colombia, “botanas” en México, “piqueo” en Perú y “pasapalos” en Venezuela, son un tipo de alimento que siempre está presente en losn eventos y reuniones. A pesar de no ser un plato principal, satisfacen el apetito temporalmente.

“Las fiestas tienen cuatro detalles: una buena decoración, un buen montaje, una buena música, y la más importante, el catering, donde los invitados degustan pasapalos, platos pasados, platos principales, estaciones…”, dice Adolfo Palmares, chef con doce años en el mundo de la gastronomía.

La elección de los pasapalos no se hace al azar. Intervienen ciertos elementos que van a condicionar: la cantidad, el estilo y la variedad.
Palmares manifiesta que lo primero que se le pregunta a un cliente es la hora del evento, pues de eso dependerá la cantidad.

“Si es antes de las seis de la tarde, se deben servir el doble de pasapalos que se tiene pensado servir después de esa hora. El motivo es que en la tarde se come mucho más que en la noche”, explicó el chef.

Mauricio García, chef de Área Gourmet, asegura que todo evento es diferente. La comida va a depender de la locación, hora, de dónde son los invitados… si es un bautizo, una boda, un cumpleaños… “Nosotros siempre tratamos que sean quince pasapalos -como mínimo- por persona.

Además de otras opciones como son las estaciones”.

Existe una gran diferencia entre las celebraciones que se llevan a cabo en Margarita y el resto del país. Y es que precisamente por ser una Isla, la propuesta gastronómica cambia por completo.

“Aquí se trabaja con los frutos del mar. Muchas de las personas que asisten a las fiestas vienen de otro lugar y están cansados de comer siempre lo mismo. Ellos vienen buscando lo típico. Nuestra propuesta es productiva. Trabajamos con ingredientes cosechados en la Isla”, asegura Palmares.García manifiesta que el “boom” de la comida típica es un acontecimiento mundial. En todo el orbe, se está creando una conciencia de cocinar con los ingredientes propios del lugar.

“Por ejemplo, nosotros convertimos el plátano en una cesta de tostón y allí servimos el asado negro. Estamos utilizando nuestros productos, pero sin perder el toque gourmet”.

INVITADOS DE HONOR

“Fiesta sin tequeños no es fiesta”, dice Palmares. No importa la hora, el lugar o el evento, siempre van a estar presentes.

García es famoso en los eventos por la preparación de exquisitos tequeños con salsa de papelón.

Una fusión “dulce-salado” tan venezolana que fascina al paladar.

Él asegura que “98% de las personas siempre dice ‘no pueden faltar los tequeños en el evento’. Una vez que los prueban se dan cuenta que son el mejor pasapalo del mundo… Sobre todo las personas que vienen de otro país”. A lo que añade “en Venezuela tenemos la ventaja de que hay una variedad de quesos blancos, que combinados con masa de hojaldre son una maravilla”.

TIPS

El dato

No se debe abusar con la cantidad de pasapalos dulces o salados.

Palmares sugiere hacer la degustación con pasapalos pasados y no con las estaciones. Dice que “es más elegante”.

También afirma que actualmente se estila hacer montaje de bocados en cucharas chinas o en vasos shutters o cortos.

García asegura que los pasabocas más buscados son los preparados con queso, pescado y plátano. Agrega que en un evento debe haber quince pasapalos -como mínimo- por cada invitado.

Fuente: Elsoldemargarita

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios