Cocina para el amor, algo suculento puede llegar al corazón


Existe un dicho popular que indica que el amor también llega por el estómago. Hay a quien se le conquista con un buen guiso sobre la mesa, en una cena romántica, en la que el detalle de unas velas y una luz tenue, servirán para crear un ambiente íntimo.

Si duda de que la cocina sea un método eficaz para poder enamorar, se equivoca. ¡Ah! y deje los tópicos, debe saber que los hombres que saben cocinar y dominan el arte de los fogones son los que más posibilidades tienen de ligar y de encontrar pareja, al menos según recoge un estudio psicológico elaborado en Alemania, con una amplia ventaja sobre los que tienen otras aficiones como la música, la literatura o los deportes.

La cocina es sexy

Los resultados de la encuesta sobre "aficiones sexy" , fueron hechos públicos por el portal alemán de internet de búsqueda de parejas ElitePartner.de.

Este trabajo también revela que el 78 por ciento de los encuestados considera la cocina como una afición realmente "sexy", frente al 57 por ciento que ven en las visitas al teatro o la ópera un pasatiempo sensual, o el 52 por ciento que apuestan por el aerobic o el yoga como hobbies que son buenos para emparejar.

"En los tiempos de la comida rápida un auténtico talento de la cocina se ha convertido en una rareza. Quien cocina bien y por placer demuestra tener calidad de vida, sentido de la salud y amor por el hogar", explica la psicóloga Lisa Fischbach.

La experta del portal EllitePartner.de subraya también que "precisamente las mujeres encuentran estupendo que los hombres cocinen. Eso demuestra que no asumen el reparto tradicional de papeles en el hogar. Además, cocinar es algo sensual”.

Como prueba lo demuestran algunas secuencias cinematográficas que se desarrollan en la cocina y que resultan ser sensuales y cargadas de erotismo.

Anna Cavelius y Monika Schuster, una experimentada cocinera alemana que ha diseñado recetas para grandes maestros de cocina, han recopilado en su libro Cocina para el amor un grupo de recetas sencillas con alimentos, supuestamente, afrodisíacos para garantizar placeres de todo tipo para los sentidos.

Ostras, chocolate y caviar

Entre sus propuestas no podían faltar las ostras, el chocolate o el caviar, pero también en sus menús encontramos, pollo, chile, salmón, e incluso pasta.

Si le gusta sazonar con algo más que picante los chiles son una buena opción. Según parece, los reyes aztecas estimulaban su líbido comiendo chiles silvestres, en la cocina la gran variedad de sus aromas constituye un punto a su favor para condimentar los platos.

Las pechugas de pollo al chile con salvia y pera para dulcificar, o fritos de carne con salsa dulce, pueden ser toda una opción.

Las perlas negras de caviar seducen con su brillo y su textura. Según se cuenta, la zarina rusa, Catalina la Grande, tomaba cada mañana una tortilla de caviar con una jarra de té y un chorrito de vodka.

Para evitar un gasto cuantioso, el caviar puede ser la decoración ideal para añadir a un plato de pasta con salsa de vodka. De la misma manera que dan color a un nido de patatas y huevos de codorniz sobre unas hojas de tiernas espinacas.

Si llega justo a tiempo de preparar algo ligero, pero con mucho amor, y no tiene mucho margen para pasar tiempo en la cocina, los complementos para cocinar le brindan la opción de convertir todo lo que hace en corazón. Un sencillo huevo frito o carne cortada sobre un molde en forma de corazón le servirán para arrancar una sonrisa de su pareja.

Para terminar no olvide un postre que nunca suele fallar: el chocolate, que despierta sentimientos de felicidad y buena armonía. Una "fondue" de chocolate y frutas frescas le sacará del apuro.

Permita que su paladar disfrute por San Valentín.

Fuente:
Univision.com

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios