Menús secretos de las cadenas de comida rápida esconden muchas calorías


La Hamburguesa Suicida no aparece en los menús oficiales de Burger King. Hay que considerarla como la versión que esta cadena de comida rápida tiene de un apretón de manos en secreto. Estimulados por los medios sociales, los menús secretos se están haciendo cada vez más populares en las cadenas de comida rápida en todas partes, desde Burger King y McDonald’s hasta Chipotle Mexican Grill, Panera Bread y Taco Bell.

Pero tenga cuidado, dice el Comité de Médicos por una Medicina Responsable, que dará a conocer esta semana un informe en el que se destacan los cinco peores platos de los menús secretos.

La Hamburguesa Suicida de Burger King está en la lista, con sus 800 calorías con 53 gramos de grasa y 2,430 miligramos de sodio. Eso es cerca de 1,000 miligramos más de lo que la Asociación Estadounidense del Corazón (American Heart Association) recomienda que el estadounidense promedio consuma en un día. Un total del 60 por ciento de las calorías de la hamburguesa proviene de la grasa. Este desastre de calorías, también conocido como Stacker cuádruple con queso extra, incluye cuatro hamburguesas, cuatro rebanadas de queso, bacon y una salsa especial.

“Sólo queremos llamar la atención de la gente sobre el hecho de que este tipo de alimentos no viene sin consecuencias”, dijo Susan Levin, dietista inscrita y directora de educación nutricional del Comité de Médicos por una Medicina Responsable, quien calculó la información dietética de los productos basándose en los datos publicados. “Hay una razón para que estas empresas no mencionan estos productos en su menú”. Las empresas tendrían que publicar los valores nutricionales, “y no desean ser vistas de esa manera”.

La buena noticia para Burger King es que el panorama es aún peor para McDonald’s, que ofrece dos opciones secretas de menú, que aparecen en la lista. El McDonald’s Mnster Mac, un Big Mac con ocho hamburguesas, encabeza la cantidad de calorías, con 1,390 calorías, 92 gramos de grasa y 2,920 miligramos de sodio. La Mc10:35 de McDonald’s es un poco más difícil de encontrar: sólo se puede obtener alrededor de las 10:30 A.m., cuando la cocina pasa del desayuno al almuerzo, al ordenar la hamburguesa híbrida McDouble burger/Egg McMuffin. Si usted llega a la hora exacta, sólo le costará 540 calorías, 29 gramos de grasa y 1,390 miligramos de sodio.

Completan el resto de los peores productos “secretos” del menú el Chipotle Quesarito, un burrito envuelto en una quesadilla de queso, y el Starbucks Super Cream Frappuccino, un Frappuccino Mocha con media taza de crema batida.

Hasta hace pocos años el menú secreto era más bien un concepto de culto. Pero ahora, usted encontrará que estos productos crecen en popularidad a medida que una generación de consumidores quiere tener la oportunidad de diseñar sus propias comidas.

“Lo que impulsa normalmente el 95 por ciento de los menús secretos es el consumidor, no el nombre de los restaurantes”, dijo Dennis Lombardi, un consultor de la industria de restaurantes que trabaja para la firma WD Partners. “Los medios sociales sólo hacen que los menús secretos sean mucho más fáciles de comunicar y de comentar. Hace quince años, era sólo de boca en boca. Ahora usted puede trasmitirlos por Tweet, Facebook, Four Square o Pinterest”.

Cuidado: Algunos de estos artículos son todavía tan secretos, que no hay garantía de que el empleado de un restaurante sepa de lo que se trata cuando usted entre para pedirlos.

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/2013/03/20/1435094/menus-secretos-de-las-ca...

YU

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios