11 cosas que no debes olvidar a la hora de manejar


A pesar de ser las más cuidadosas en las calles, de cumplir con el reglamento vial y de no andar a más de la velocidad exigida, las mujeres no han logrado quitarse la marca de ser malas conduciendo.

Sin embargo, en muchos casos esto suele ser sólo eso, un estigma; muchas de ellas suelen ser mejores que los hombres cuando de maniobrar un vehículo se trata.

Aquí van algunos consejos que te pueden servir para que te diferencies y dejes callados a todos aquellos que dicen que ‘las mujeres no son buenas manejando’:

- Cuando vas a girar a la izquierda o derecha, es necesario que pongas las direccionales, así le indicarás al carro que está detrás tuyo que debe frenar y podrás evitar un posible estrellón.

- El carril izquierdo de las avenidas es denominado ‘carril de alta velocidad’, por lo que si vas a andar a menos de 60 km, es mejor que lo hagas por las otras vías, para que no frenes a los carros que deseen ir más rápido.

- Nunca te maquilles mientras manejas, es extremadamente peligroso. Los espejos del carro cumplen una función específica, dar visibilidad hacia los costados y la parte trasera, no los uses para maquillarte, y menos mientras conduces.

- Está prohibido hablar y chatear por celular mientras estás frente al volante, no se sabe cuando tengas que esquivar un hueco o frenar de emergencia. Si no tienes los cinco sentidos puestos en lo que estás haciendo y tus dos manos están ocupadas, es posible que puedas ser la culpable de un terrible accidente.

- Cuando vayas a salir alguna calle o cuando desees cambiar de carril, es necesario que uses los espejos del carro, pues para eso los tienes.

- Nunca salgas sin cerciorarte que no viene ningún carro o que está a la distancia prudente para que tengas el tiempo suficiente para salir o cambiarte de vía.

- No te tomes fotos mientras manejas, podría pasar lo mismo que pasa cuando usas tu celular, además que a nadie le interesa ver que estás manejando.

- ¡Importantísimo! Debes conservar una distancia prudente con el carro que está delante tuyo, no se sabe en qué momento este tenga que frenar de urgencia y si estás muy pegada seguramente podrás estrellarlo por atrás, y no se te olvide que ‘el que estrella por atrás, paga’.

- Establece tu propio ritmo al manejar, una velocidad a la que te sientas cómoda, no temas cuando veas buses, camiones, taxis o motos.

- Es importante que conserves una posición adecuada, debes tener una distancia adecuada frente al timón y debes estar seguro que tus pies alcancen los pedales. En cualquier momento puedes frenar y puedes lastimarte.

- Nada mejor que estar cómoda frente al timón. Si no eres muy buena conduciendo con tacones o botas, busca el calzado y ropa propicia para que te sientas más segura y evites accesorios que puedan complicarte a la hora de manejar.

- Recuerda que el pito se usa sólo en situaciones supremamente necesarias. No es necesario que pites a toda hora, pues lo que generas es congestión auditiva y como dice el dicho ‘el pito no empuja’.

Por último recuerda que manejar bien no es sinónimo de andar rápido, meterse bruscamente de un carril a otro, acelerar cuando el semáforo está en amarillo, no respetar las filas de carros cuando vas a voltear o entrar a algún sitio y mucho menos, pasar el carro por encima de otros.

Fuente: http://www.alomujeres.com/salud-y-bienestar/consejos-para-manejar-bien

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal