Etiquetas alimenticias: ¿es lo mismo la cantidad de sal que la de sodio?


La sal o cloruro sódico está compuesta aproximadamente de un 40% de sodio y un 60% de cloro y resulta indispensable para la vida: entre otras cosas ayuda a regular los fluidos del cuerpo y a que éste esté bien hidratado.

Sin embargo, la sal puede resultar nefasta para salud si se consume en exceso (ese exceso no puede eliminarse a través de los riñones, por lo que se acumula en la sangre. De esta manera el corazón ha de trabajar más para ‘mover’ la sangre circulante, con lo que se produce una hipertensión arterial).

La OMS (Organización Mundial de la Salud) estima que, de forma general, el consumo medio para la población adulta sana debe ser de 5 gramos de sal diarios, lo que equivale más o menos a una cucharadita de sal llena (tamaño de las de café) o a 2 gramos de sodio. Y es que ambos conceptos no son equivalentes, por lo que en ocasiones nos pueden asaltar ciertas dudas a la hora de leer las etiquetas de los diferentes productos.

Éstas son muy útiles a la hora de conocer el contenido nutricional de los alimentos y, en lo relativo al caso de la sal que hoy nos ocupa, ayudarnos a no sobrepasar esas cantidades recomendadas.

Lo que ocurre es que muchas veces no figuran los gramos de sal que contiene un producto, sino su contenido en sodio. Para ‘transformarlo’ a cantidad de sal deberemos multiplicar la cifra por 2,5. Por ejemplo: si la etiqueta de un alimento nos dice que contiene 0,3 gramos de sodio por cada 125 gramos de producto, deberemos multiplicar 0,3 por 2,5, lo que nos da un valor de 0,75. Ese producto tendrá 0,75 gramos de sal por cada 125 gramos.

Asimimo, determinados alimentos cuentan con declaraciones nutricionales relativas a su contenido en sal. Éstas son las más comunes y sus equivalencias en términos concretos:

* Contenido reducido de sal: reducción del 25% en comparación con otro producto similar.

* Bajo contenido de sal: no más de 0.12 g / 100 g o ml de producto.

* Muy bajo contenido de sal: no más de 0.04 g / 100 gramos o ml de producto.

* Sin sodio o sin sal: no más de 0.005 g / 100 g ml de producto.

Fuente: http://www.hola.com/cocina/nutricion/2013031163736/diferencia-sal-sodio/

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios