¿Qué alimentos pueden ayudar a evitar la constipación cuando estás en plan de adelgazamiento?


Cuando se está con un plan de adelgazamiento y otros motivos como por ejemplo, el sedentarismo, la falta de ingesta de líquidos o la poca o la ausencia de fibra en la alimentación diaria, hace que muchas veces las personas estén constipadas.

Uno de los recursos a utilizar son las semillas de lino.

En el estreñimiento, la alimentación juega un papel muy importante en su prevención, en el tratamiento y en la resolución de los síntomas.

¿Qué tienen éstas semillas que las hacen tan necesarias?

Gran cantidad de fibra soluble (pectinas y mucílagos, que en contacto con el agua forman una estructura de gel). Un aceite rico en ácidos grasos insaturados, que contribuyen a aumentar el tamaño de la materia fecal favoreciendo el pasaje del intestino y evitando la irritabilidad.

¿Cómo consumirlas?

Enteras o como infusión. Por ejemplo, consume 1 vaso de agua con 1 cucharadita 2 a 3 veces por día.

Si las consumes en infusión, deberás añadir unos 3 cucharadas tipo postre de semillas por cada litro de agua. Hay que hervirlas aproximadamente 5 minutos. Las dejas reposar 10 minutos y las colás. En este caso, se recomienda tomar de 2 a 3 tazas al día.

Cuando hay estreñimiento es interesante que pruebes con recursos como este o incorporando 2 cucharadas soperas en alguna preparación o en el caldo de salvado de trigo. Otra forma de consumirlo es colocarlo en un vaso con agua, 5 ciruelas desecadas y las llevas a la heladera. Ni bien te despertás, en ayudas comés las ciruelas y luego tomás el agua fría. No desayunes hasta que te haga efecto.

El empleo de suplementos de fibra o la toma de laxantes son opciones a considerar siempre y bajo prescripción médica, sin antes haber probado la modificación de hábitos alimentarios, la incorporación de actividad física y la ingesta de líquidos diariamente.

Por lo tanto ante una situación de estreñimiento inicialmente conviene plantearse lo siguiente: ¿Estas haciendo una alimentación adecuada con abundante cantidad de ensaladas crudas, frutas con cáscara bien lavadas o pulpa? ¿Incorporas los cereales integrales, los panes integrales, las legumbres, frutas secas? Por ello, estos alimentos deben formar parte de la alimentación cotidiana. ¿Realizas un adecuado aporte de líquidos diariamente? Se recomienda ingerir al menos cuatro o cinco vasos de agua u otros líquidos por día.

¿Realizas actividad física?

El ejercicio físico practicado de forma regular ayuda a fortalecer los músculos de la pared abdominal que intervienen en el reflejo de la defecación.

La constipación se puede evitar si tomas en cuenta estos consejos. Aún así, si persiste, debes consultar a un médico para que te oriente y estudie tu situación en particular. No te automediques.

Fuente: Derf

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal