Sabor crujiente: tarta brik con dulce de leche


La pasta brik es de origen magrebí y se trata de una lámina muy fina que una vez frita queda crujiente. La pasta filo, de origen griego, es muy parecida (lleva una gota de aceite) y es más fácil de encontrar en las grandes superficies.

La diferencia de sabor entre ambas es inapreciable, lo interesante es su textura. En la receta de hoy Mariate Herrero*, profesora de la Escuela de Cocina Pimienta y Sal, utiliza brik para una tarta espectacular.

Ingredientes para 6-8 personas

- 1 paquete de pasta brick

- 1 bote de dulce de leche

- ½ litro de leche

- 1 cáscara de limón

- 6 yemas

- 120 gr de azúcar

- 30 gr de harina

- 30 gr de maicena.

- Azúcar glass

- Aceite de girasol

- 1/2 litro de nata montada

Manos a la obra

Freír las obleas en aceite de girasol y dejar escurrir en papel absorbente.

Calentar la leche con una cáscara de limón. Mientras tanto batir las yemas con el azúcar, añadir la harina y la maicena. Una vez que la leche haya hervido verter despacio sobre las yemas sin parar de remover.

Volver a poner en el fuego moviendo continuamente hasta que espese.

Dejamos enfriar y una vez frío mezclar con el dulce de leche y la nata montada. Intercalar 2 capas de pasta brik y una de la mezcla anterior 2 o 3 veces, empezando y acabando con pasta. Espolvorear con azúcar glass.

Fuente: http://www.vanitatis.com/gastronomia/2013/04/25/sabor-crujiente-tarta-br...

DJ

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal