Deuda externa de Venezuela llegará a 120 mil millones en 2012


El Gobierno seguirá endeudando al país este año, pese a los elevados ingresos por exportaciones petroleras. El economista Alfredo Gordon advierte que es "preocupante" el ritmo de endeudamiento del Ejecutivo. El presidente Hugo Chávez sostiene que los compromisos son manejables.

El endeudamiento de Venezuela sufre un incremento acelerado desde que el presidente Hugo Chávez está al frente del Gobierno.

Solo para este año se espera que la deuda externa del país ascienda a 120 mil millones de dólares, advierte el economista Alfredo Gordon.

Pero al mandatario no parece importarle el aumento de los compromisos, pues considera que el monto aún es "sano" y "manejable".

Durante la presentación de la Memoria y Cuenta de su gestión en 2011, el jefe de Estado aseguró que la deuda representa apenas 23,6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

"Es una variable normal y la vamos a seguir manejando con buen criterio económico y político. Es una deuda razonable y la estamos manejando para orientarla fundamentalmente hacia el desarrollo social".

Pero para Gordon, más allá de la correlación entre deuda y PIB, lo que preocupa es la velocidad con la que crece el endeudamiento por parte del Gobierno.

En 1998, cuando resultó electo el militar, la deuda ascendía a 39 mil 911 millones de dólares, mientras que en 2011, tras 13 años de gestión, el monto se ubica en 104 mil 481 millones de dólares.

El Gobierno, que resalta los ideales socialistas, incrementó la deuda en 64 mil 579 millones de dólares, lo que representa un aumento acumulado de 161,78 por ciento, de acuerdo con cifras del Banco Central de Venezuela (BCV).

El acelerado aumento de la deuda externa venezolana ocurre pese a que el país cuenta con altos ingresos gracias al elevado precio del barril de petróleo, que cerró 2011 con un promedio de 101 dólares.

Peligroso

Gordon advierte que el peligro no solo está en el acelerado aumento de los compromisos, sino en las condiciones en las que se hacen ahora las emisiones de bonos.

"Lo que llama a reflexión es que el Gobierno ha contratado una deuda a una tasa de interés de dos dígitos -hasta 12 por ciento-, cosa que ningún país ha hecho".

Adicionalmente, la última emisión que hizo la República el año pasado se hizo con un descuento de cinco por ciento para hacerla atractiva ante la dificultad de colocación de los bonos.

"Esa actitud revela que el Gobierno está pensando en que quien venga detrás de él es quien tiene que pagar, lo que es una actitud irresponsable, o que no tiene intención de pagar esa deuda".

El economista advierte que los recursos obtenidos por la vía de la emisión de deuda no se utilizaron para una inversión que conlleve al desarrollo productivo.

Considera que el endeudamiento solo sirvió para mantener un dólar artificialmente barato para mantener las grandes cantidades de importaciones ante el deterioro del aparato productivo nacional.

Fuente: http://www.laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=78082

YU

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal