Incorporación del 24 y 31 de diciembre como días feriados golpeará a comercios


El proyecto de Ley del Proceso Social del Trabajo abre debate entre comerciantes y trabajadores que se ven “beneficiados” por la inserción del 24 y 31 de diciembre como días no laborables, cuando suelen ser los de mayor venta en la temporada de diciembre.

Antes de la conclusión del primer semestre de 2012 podría aprobarse la Ley del Proceso Social del Trabajo, lo que impactaría de manera contundente en la economía, al reducir el horario laboral junto con los cinco días feriados agregados al calendario productivo.

La fecha estipulada para que la ley entre en vigencia es el próximo 1° de mayo de 2012. En la reforma se contempla que los días lunes y martes de Carnaval, miércoles de Semana Santa, así como 24 y 31 de diciembre sean considerados feriados. Los horarios laborales serán de ocho horas diurnas y siete nocturnas.

Estos cambios podrían materializarse si se aprueba lo previsto en el anteproyecto de la Ley del Proceso Social del Trabajo, que se mantiene en discusión.

Olinna Barón, trabajadora, aseguró que de aprobarse la medida, la cantidad de beneficiados será considerable y que tanto el tiempo como los días “extras” servirán para que las personas que tienen dos empleos, encuentren más tiempo para sus estudios y familia.

“Es una medida positiva para todos los trabajadores, y en especial para aquellas personas que tienen más de una fuente de ingresos. Les permitirá descansar, cultivarse profesionalmente y afianzar la fuerza laboral del país”, opinó Barón.

Por otro lado, Ali El Hajj, vendedor, sentenció que de aprobarse la ley, el sector comercial se verá gravemente perjudicado debido a que tanto 24 como 31 de diciembre son fechas clave en el movimiento comercial de la Isla.

El comerciante indicó que esta medida no beneficia el desarrollo de la economía nacional ni regional, al reducir el margen en los días de venta, influyendo directamente en el flujo de capital de los comercios y en las contrataciones en fechas de temporada alta.

“Cierto que el trabajador será el gran beneficiado con esta medida, pero se olvidaron de nosotros (empleadores) que tenemos nuestros negocios como forma de vida y un día no laborable o un día feriado representa pérdida para el negocio, al igual que para el personal que se contrata en temporadas”, dijo El Hajj.

Por su lado, Jesús Irausquín, presidente de Fedecámaras Nueva Esparta, sostuvo que de hacerse oficial esta medida, sin duda alguna repercutirá en el accionar económico del país, sin mencionar el margen de pérdidas que ocasionará al comercio.

“Es una medida en la cual no se tiene en cuenta al empleador, obviamente se reflejará en la adquisición de mercancía y esto, a su vez, en el número de ventas, lo cual sería proporcional a las ganancias en ventas tanto de empleados como de patrones”, indicó Irausquín. Mientras más venta, mayor ganancia para ambos.

Irausquín detalló que de aprobarse la Ley, se verá diezmada al menos 40% del total de la comercialización, debido a que 25% de las ventas se realiza el 24 de diciembre y 15% el 31.

“Estamos abiertos a una negociación con el Ejecutivo nacional en busca de una salida favorable tanto para trabajadores como empleadores; pero una pérdida estimada de 40% en las ventas es duro golpe tanto para proveedores como dueños de negocios y trabajadores, que verán cómo se reducirá el flujo en las ventas y por consiguiente sus comisiones”, sentenció.

Fuente: Ángel Rey Medina / http://www.elsoldemargarita.com.ve/principales/economia/incorporacion-de...

YU

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal