Economía de puerto en Venezuela registra caída de un 48% al cierre de 2016

Economía de puerto en Venezuela registra caída de un 48% al cierre de 2016

Según cálculos de la firma Torino Capital LLC y expertos, las importaciones en Venezuela disminuyeron 48% al cierre de este 2016 producto de la fuerte caída de las exportaciones petroleras y la deuda internacional.

En boca de expertos financieros, el sector público fue el que nuevamente lideró las importaciones en 2016 y recibió más divisas de manos del Ejecutivo , a diferencia de 2010 cuando el privado estaba por encima, según propios datos de Banco Central de Venezuela (BCV).

Para este 2016, el Gobierno presupuestó $16 mil millones de dólares para compras en el exterior, cifra que supondría la menor en los últimos años, lejos de los 52 mil millones del año 2012.

El economista y director de Capital Market, Jesús Casique detalla que desde 2014 las curvas comenzaron a cerrarse. “Podemos observar en 2015 hasta el tercer trimestre, las importaciones públicas y privadas están prácticamente en el mismo nivel; pero aquí hay una preferencia del Gobierno en dar divisas al sector público desplazando al privado y eso explica los niveles de escasez”.

“Los empresarios están quemando recursos y patrimonio propio, eso tiene un nivel de tolerancia, los empresarios tampoco se van a descapitalizar y esto va a causar el cierre de empresas”.
Agrega Casique que “la economía de puerto en Venezuela sigue teniendo como debilidad un tipo de cambio fuertemente sobrevalaudo, que no es competitivo, aunado a eso una economía con dos tipos de cambio”.

“Eso es totalmente inviable, está el Cencoex de 10 bolívares, no digo Dipro porque esa propuesta era de Miguel Pérez Abad y ya sabemos lo que pasó con él, y el Dicom que es el famoso Simadi que ha venido fluctuando con una volatabilidad muy baja”.

“Hay muchas distorsiones, eso sin hablar del mercado paralelo que está en reposo tras la paralización de los billetes de 100, pero eso no será sostenible en el tiempo, sigue el financiamiento del BCV a Pdvsa (...)”.

Sostiene Casique que urge un cambio en la política económica en la que se insiste en ir “a la unificación cambiaria”.
Dice que para 2017 “hay incertidumbre con el precio del barril de petróleo, según pronósticos de la Agencia Internacional de Energía y de la Opep podría ubicarse en 55 dólares, pero esto en ningún momento va a apalancar a la economía del país por el gasto déficit fiscal que está en alrededor de 18 puntos del PIB”.

“Hay que esperar el primer trimestre del 2017 para ver si cumple el recorte aprobado de la Opep, pero no podemos olvidar que Venezuela tiene problemas para incrementar su producción y contamos con sólo 48 taladros”, destaca Casique.

Sin embargo, el economista Francisco Rodríguez de Torino Capital LLC refiere que “en la dirección de los mercados petroleros, los ingresos de exportación venezolanos deberían aumentar en 2017 en relación a este año, para cierta recuperación de las importaciones y la actividad”.

Se lee en su informe que “un barril de petróleo venezolano tendrá un valor de 32% más en 2017 que en 2016”. Y aunque en 2015 las importaciones cayeron un 22% y la producción se contrajo un 5,7%; en 2016 disminuye un 48%, en 2017 espera que “ las importaciones aumentan un 4,9% y el crecimiento alcanza el 1,7%”.

Recalca que la economía venezolana sigue siendo “altamente importadora”. Indica en sus conclusiones que no “es necesario seguir recortando las importaciones para que el país pueda continuar pagando su deuda externa”.
Proyecta pagos de amortización el próximo año a $ 6.4bn ($ 4.0 en external Bonos y el resto en préstamos y pagarés). En nuestra estimación de cuenta corriente de - $ 0.2bn, este implica necesidades de financiamiento externo bruto por US $ 6.600mn.

“No es difícil imaginar las formas en que Venezuela puede sin recortar las importaciones (...) No esperamos un evento de crédito se materialice el próximo año, siempre y cuando nuestro escenario de petróleo de referencia se mantenga”.

“Venezuela vio en 2016 condiciones externas mucho más restrictivas que las que probablemente prevalecerían el próximo año, y sin embargo continuó honrando su deuda”, apunta la firma.
Ecoanalítica, por su parte, también hizo sus proyecciones. Afirma que las importaciones cerrarán este 2016 en 20,8 millardos de dólares , lo que representa una caída de 47,8% si se compara con 2015, y que la firma ubica en 39,9 millardos de dólares.

La consultora especificó este año que las importaciones públicas representaron 65,2% de todas las importaciones del primer semestre, mientras que el sector privado ocupó el 34,8%.

“Estos números revelan que al cierre del primer semestre ‘el paralelo’ ocupó 54,8% del total de importaciones privadas y 19% de las importaciones totales de la economía, una cifra nunca antes alcanzada en los últimos cuatro años”, resalta el análisis de esta firma.

Sobre el futuro de las importaciones, Ecoanalítica subraya que dependerá de si el gobierno busca incrementarlas en medio de un año electoral, o reducirlas a niveles mínimos para pagar la deuda externa sin sacrificar activos.

Fuente: Panorama

LR

Categoria: