Embutidos subieron más del doble en un mes

Embutidos subieron más del doble en un mes

Rita Perdomo quedó boquiabierta cuando fue al supermercado a comprar una bandejita de jamón para el desayuno y encontró que el embutido había saltado de 146 mil bolívares a Bs. 330 mil en un día. “Vine ayer (domingo) y no compré porque había mucha cola, vengo hoy y me encuentro con que tengo que pagar más del doble, ¡esto es una barbaridad! ¿Qué vamos a comer?”, cuestionó a la salida del Supermercado Santo Tomé de Los Olivos, en Puerto Ordaz.

Los embutidos que han escalado de precio a pasos agigantados experimentaron una variación de 131% en un mes, cuando el producto superaba por no más de 10 mil bolívares el salario mínimo. Entonces, el salario mínimo se ubicaba en 136.543,4 bolívares.

Ahora, la brecha respecto al salario mínimo, fijado en noviembre en Bs. 177 mil 507, es superior. “Mi salario base es de 177 mil bolívares y el jamón cuesta casi el doble, no tiene sentido lo que estamos viviendo, es realmente ilógico y el Gobierno ¿qué hace para solucionarlo? En nada ayuda”, expresó Eufemia Ortiz, una enfermera residenciada en San Félix, que detalló también las brechas cada vez más cortas entre el ingreso mínimo y el cartón de huevos, la carne, el pollo, el queso blanco y un sinfín de alimentos.

Los quesos pasteurizados superan los Bs. 150 mil el kilogramo, mientras que el queso blanco oscila entre Bs. 120 mil y Bs. 150 mil bolívares, debido al alza de las materias primas.

Sin posibilidad de compra

“Claro que veo los precios, pero son productos que ya salieron de mis compras. No puedo pagarlos desde hace mucho, así que por ahora son una exquisitez, incluso la mortadela y las salchichas”, dijo un vigilante privado, que prefirió mantener su nombre en reserva.

Mientras en los supermercados, jamones de la marca Plumrose u Oscar Mayer varían de Bs. 313 mil a Bs. 330 mil, en los bodegones y las panaderías rondan los 390 mil bolívares el kilogramo. “Una bandejita con unas pocas rebanadas llega fácilmente a 100 mil bolívares, es algo prohibitivo”, expresó la ama de casa Scarlet Hernández.

El Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM) reportó que la canasta alimentaria familiar repuntó a 3.918.341,25 bolívares en el décimo mes del año. El salto refleja una variación de 46,1%, respecto a septiembre, que en términos monetarios equivale a 1,2 millones de bolívares. En los últimos 10 meses, el aumento ha sido de 812%, precisó el Cendas.

Ese mes fue, de acuerdo con los economistas y la Asamblea Nacional, el ingreso oficial de Venezuela al fenómeno de la hiperinflación, un escenario en el que interviene la indisciplina fiscal, el alza creciente de la liquidez monetaria y la desconfianza en la moneda local.

Estos factores han incidido en la variación de la cotización del dólar en el mercado negro, que este lunes aumentó a Bs. 108 mil 279. El alza ha sido el motor de impulso de precios de todo tipo de productos en el mercado nacional, desde alimentos importados, hasta ropa, calzados, repuestos e, incluso, servicios médicos.

Fuente: correodelcaroni / MF

Categoria: