En 2010 se podrá comprar 16 mil vehículos iraníes modelo Samand "producidos" en Venezuela


Irán planea producir 16.000 vehículos el próximo año en la nueva fábrica de automóviles instalada en Venezuela, anunció hoy el ministro iraní de Industria, Ali Akbar Mehrabian. El responsable iraní hizo este anuncio tras reunirse hoy en Teherán con los ministros venezolanos de Asuntos Exteriores, Nicolás Maduro, y el de Industrias, Ciencia y Tecnología, Jesse Chacón. Durante el encuentro también se estudiaron las opciones de colaboración bilateral en campos como la alimentación, el gas, el petróleo, la agricultura, la ciencia, la tecnología y la generación de electricidad, explicó Mehrabian, a quien citó la televisión estatal iraní.

Irán y Venezuela firmaron en 2006 un acuerdo para abrir una planta de automóviles en el centro del país sudamericano, en el que también se incluyó una cláusula para que la compañía iraní "Iran Khodro" vendiera su modelo Samand en Venezuela.

Maduro llegó el martes a Teherán al frente de una amplia delegación económica que incluye a los ministros de Industrias Básicas, Rodolfo Sanz, y el propio Chacón, para preparar la agenda de la próxima visita del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, a Caracas.

Esta misma mañana, el jefe de la diplomacia venezolana y su colega iraní, Manoucher Mottaki, expresaron su compromiso de ampliar las relaciones entre sus respectivos países, en particular en los sectores energético y tecnológico.

El jefe de la diplomacia iraní confió asimismo en que la próxima visita a Caracas de Ahmadineyad sirva de un punto de partida para la nueva era de las relaciones entre ambos regímenes.

Irán y Venezuela han incrementado sus relaciones en los últimos cinco años con la firma de casi 300 memorandos de entendimiento y visitas continuas de sus presidentes.

Según fuentes iraníes, está previsto que Ahmadineyad devuelva la visita al presidente venezolano, Hugo Chávez, en las próximas semanas.

Chávez ha viajado a Teherán dos veces este año, una en abril, y otra en la primera semana de septiembre, apenas dos meses después de que el presidente iraní fuera reelegido en unas polémicas elecciones cuyo resultado la oposición considera fraudulento y que ha desatado la mayor crisis política en Irán en los últimos 30 años. EFE

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal