JVG obligado a vender con descuento de 60% y hay colas larguísimas (Fotos)


Desde aproximadamente las 5:00 p.m. del pasado sábado más de 200 personas se dirigieron a las inmediaciones de la tienda de electrodomésticos JVG, ubicada en el nivel tres del Centro Comercial La Cascada, para comenzar a hacer cola y adquirir los productos a precios con rebajas, como lo ordenó el presidente Nicolás Maduro en cadena nacional el viernes.

Las personas que pernoctaron en las instalaciones del estacionamiento se iban anotando en una lista con la finalidad de tener un orden de llegada y evitar discusiones al día siguiente, mientras se mantenían abrigadas con cobijas y sábanas para cubrirse del frío.

En horas de la mañana de ayer la cola se había triplicado y se distinguía una mayor cantidad de personas a la espera de que los trabajadores de la tienda de electrodomésticos abrieran las puertas para comenzar a atender a los usuarios que se mantenían impacientes.

Varias denuncias se hicieron públicas a través de las redes sociales, según las cuales ciertas personas inescrupulosas estaban vendiendo su lugar en la cola en 5.000 bolívares.

Aproximadamente a las 7:00 a.m. del domingo los efectivos de Polimiranda, Policarrizal, Polinacional y la Guardia Nacional trancaron algunos accesos a la tienda para evitar que personas que no se hallaban en la fila se colearan y originaran disturbios, por lo que el ala de esa sección del piso tres se encontraba fuera de acceso a los demás visitantes, ya que las escaleras estaban obstaculizadas con mecates y el pasillo con las papeleras de basura.

La tensión reinaba en lugar, así como también los gritos y vociferaciones de los que desde el día anterior se hallaban en la cola, por lo que a cualquier movimiento al inicio de la fila comenzaban a gritar. Los periodistas que se disponían a entrar al sitio para hablar con los funcionarios policiales fueron abucheados por la muchedumbre que evitó que éstos llegaran a las puertas del comercio que abrió a las 10:20 a.m. pese a que ninguno de los presentes observó a algún trabajador del Indepabis o el Seniat realizando las debidas fiscalizaciones.

“Esta es la consecuencia de lo que los dueños han venido haciendo todo este tiempo, engañando al pueblo y vendiendo con sobreprecio. Queremos costos justos”, expresaban algunas personas.

Los efectivos policiales dejaron pasar a los compradores a las instalaciones de la tienda de cinco en cinco para que la situación se mantuviera controlada, a pesar de que la Brigada de Orden Público de Polimiranda ya se encontraba en el lugar.

“No queremos disturbios, sólo que dejen comprar los artículos y bajen los precios. Muchos dicen que si no abren van a reventar los vidrios de la tienda y se meterán a la fuerza”, aseguró otra de las compradoras.

Al momento en que salió el primer cliente con un televisor LCD los aplausos y gritos retumbaron en el lugar poniendo nerviosos a los demás visitantes del centro comercial.

“Esto ha sido un golpe duro porque somos una empresa que tenemos 21 años en el mercado venezolano, estas medidas no favorecen a ninguno; ni a los que comercializamos ni a los que están comprando. Esto es pan para hoy y hambre para mañana porque luego no van a haber productos ni baratos ni caros. Somos unas personas honestas, trabajadoras y responsables y estamos apegándonos a derecho y cumpliendo lo que nos está indicando el Gobierno”, informó el gerente de la tienda, Germán Cumaneiro.

Aseveró que mantuvieron una reunión con los funcionarios del Indepabis y Seniat ,donde se llegó a un acuerdo de vender todos los artículos existentes en la tienda y en el depósito con un descuento de 60 %, precios que se mantendrán hasta agotarse el inventario.

“Hasta que vendamos la última batería que tengamos en nuestros almacenes JVG va a atender al público, no habrá modificaciones de precios ni alteraciones en los costos de los artículos. Lo que sí le pedimos al pueblo es un poquito de paciencia porque las importaciones en el país están paralizadas y teníamos un inventario promedio hasta diciembre pero con esta situación en dos semanas acabaremos con todo”, dijo Cumaneiro.

Mientras tanto, los 20 vendedores que laboran en la tienda corrían de un lado a otro atendiendo los numerosos pedidos de las personas que recorrían el comercio azoradamente buscando qué llevarse. Los usuarios observaban los precios y calculaban la rebaja en sus celulares para decir con cierto tono despectivo “anótame este televisor”.

Al menos 350 empleados que laboran en la red de tiendas JVG se verán seriamente afectados luego de que los inventarios desaparezcan. “Las decisiones después de estas dos semanas las tomarán los dueños de la empresa, no creo que continuemos comercializando. Los jefes nos están garantizando todos nuestros derechos laborales, utilidades y beneficios”, afirmó Cumaneiro.

Precios

Estos precios no contienen el descuento del 60%.

*Cocinas desde Bs. 17.213,54 hasta 40.259,82.
*Neveras desde Bs. 43.696 hasta 70.877,63.
*Lavadoras desde Bs. 47.188,86 hasta 101.353.
*Televisores desde Bs. 58.220,22 hasta 245.738.
*Minicomponente desde Bs. 21.895,53 hasta 27.143,21

Así está la cola fuera del local y esto es lo que se comenta en Twitter:

Con información de http://www.diariolaregion.net/2013/11/11/jvg-obligado-vender-con-descuen...

DJ

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios