No hay que ser rico para ser blanco de un secuestro, cualquier venezolano puede ser víctima