Zelaya habla con Clinton sobre retorno a Honduras y ella confirmó que presidente de Costa Rica, Óscar Arias será mediador

Obama dijo en Moscú que estaba apoyando a Zelaya, no porque fuera un amigo de Estados Unidos sino por principios de defensa de la democracia.

Horas antes de la entrevista, un alto funcionario de la administración declaró que una opción era tratar de forjar un compromiso entre Zelaya, Micheletti y las fuerzas armadas para que el depuesto presidente pudiera retornar y terminar los seis meses de gobierno que le faltan con poderes limitados y claramente definidos.

Zelaya, a cambio, abandonaría sus aspiraciones de modificar la constitución, un plan que trataba de sacar adelante a fin de tener la oportunidad de reelección, dijo el informante que habló bajo condición de no ser identificado debido a que las conversaciones estaban todavía en marcha.

Micheletti declaró, sin embargo, en un mensaje radiotelevisado el lunes por la noche que si bien apoyaba los esfuerzos de la secretaria de Estado para encontrar una "solución pacífica", no debía olvidarse que Zelaya "debe rendir cuentas por la violación a la institucionalidad y otros actos ilegales a través del ejercicio del debido proceso".

"Nuestro gobierno continúa su trabajo con la comunidad internacional buscando una solución que reconozca que ninguna persona, ni siquiera nuestro presidente, está encima de la ley", dijo.

Zelaya, un ganadero rico que se situó en la izquierda política y se alió al presidente venezolano Hugo Chávez, fue depuesto el 28 de junio. El argumento fue que se empeñaba en llevar adelante en las elecciones de ese día "una encuesta" con una urna extra en las mesas de votación que proponía consultar a los electores si deseaban la reforma constitucional.

La encuesta, que fue organizada por el Instituto Nacional de Estadísticas y no el ente electoral del país, fue declarada inconstitucional por la Corte Suprema, la fiscalía y el Congreso, dijo Micheletti.

Las gestiones de Zelaya coinciden con un grupo de personalidades hondureñas que tienen previsto un diálogo vespertino con reporteros. El grupo anunció al convocar la reunión de prensa que no eran "emisarios" de Micheletti.

Zelaya intentó retornar a Honduras el domingo en un avión venezolano que no pudo aterrizar debido al bloqueo con personal y equipo militar del aeropuerto de Tegucigalpa. Llegó más tarde a San Salvador donde lo esperaban los presidentes de Argentina, Ecuador y Paraguay.

El sábado, la OEA suspendió a Honduras de sus obligaciones en la organización al vencer el plazo de 72 horas que le dio a Micheletti para que ceda el cargo a Zelaya.

El dirigente izquierdista campesino Rafael Alegría, leal a Zelaya, dijo a la cadena local de radio HRN, que todavía "este martes o el miércoles esperamos la llegada" a Honduras del depuesto presidente. Pero, la dirección de aeronáutica civil cerró el aeropuerto de Toncontín de la capital por cinco días.

El gobierno de Micheletti pidió entretanto "a las personas particulares y funcionarios que recibieron dinero del erario para promover la consulta" de Zelaya que lo devuelvan inmediatamente bajo cargo de ser investigados si no lo hacía.

La fiscalía ya encausó al ex ministro de la presidencia, Enrique Flores Lanza, de sacar una semana antes del golpe de las bóvedas del Banco Central de Honduras tres millones de dólares en efectivo supuestamente para promover la encuesta de Zelaya.

Fuente: EFE / Foto: http://foro.univision.com/univision/board/message?board.id=noticiasdehon...

Categoria: