¿Qué tienen que ver los dientes con el pene?


¿Qué tienen que ver los dientes y el pene? Mucho, y no precisamente por el sexo oral. Un estudio realizado en Israel mostró que la disfunción eréctil podría estar unida a la enfermedad periodontal crónica.

¿Qué tienen que ver los dientes y el pene? Mucho, y no precisamente por el sexo oral. Un estudio realizado en Israel mostró que la disfunción eréctil podría estar unida a la enfermedad periodontal crónica.

"Tanto la enfermedad periodontal crónica como la disfunción eréctil están asociadas con las afecciones cardiovasculares y sus factores de riesgo, incluidas la diabetes y la adicción al cigarrillo", reportan los investigadores. Sin embargo, como la relación entre la salud bucal y la erección masculina no se había estudiado, el equipo liderado por Yehuda Zadik, del Centro para la Promoción de la Salud y la Medicina Preventiva de Israel, evaluó 305 hombres de más de 30 años de edad (su vida sexual y sus radiografías dentales). ¿Los resultados? Se encontró, efectivamente, un vínculo entre ambas patologías.

Los dientes y las encías no están aislados en el organismo , recalca Xiomara Giménez, periodontóloga e integrante de la Sociedad Venezolana de Periodontología. "Las bacterias de la llamada `placa dental’ pasan a todo el torrente circulatorio y producen inflamación sistémica". La enfermedad periodontal no sólo posee nexos con la sexualidad; también, con diabetes, bajo peso al nacer y afecciones cardiovasculares y respiratorias. Sin embargo, admite Giménez, no es común que se piense en la boca como la raíz de estos problemas.

Apenados por el pene. Juan Antonio es un hombre joven (no llega a los 40 años de edad). Durante varias semanas cortejó a una mujer; fue construyendo una intimidad que empezó con los besos y abrazos. Cuando ella, finalmente, decidió avanzar del preámbulo a caricias mayores, el pene de Juan Antonio no respondió. ¿Tendría esto que ver con su boca? Si Juan Antonio no acude a un especialista para hacerse un chequeo completo, no podrá saberlo.

Se considera disfunción eréctil a la dificultad para alcanzar y mantener una erección suficiente para disfrutar de una actividad sexual satisfactoria. Esto aumenta con la edad. El estudio Densa Disfunción Eréctil en el Norte de Sudamérica reveló que más de la mitad de los hombres mayores de 40 años de edad en Venezuela, Colombia y Ecuador sufre algún grado de insatisfacción con su erección.

Bacterias a flote. La enfermedad periodontal es un padecimiento crónico, de origen infeccioso y de larga evolución, que puede aparecer en personas de distintas edades, aunque es más común después de la tercera década de vida, describe Giménez. "Actúa silenciosamente, pero causa estragos", acota. Además de los factores ambientales (como las malas condiciones de aseo bucal), existe una vulnerabilidad genética.

En la boca habitan diversas bacterias, recuerda Giménez.

"Los microorganismos se concentran alrededor de los dientes, y van formando la llamada placa". La primera etapa de la enfermedad periodontal es la gingivitis, que se manifiesta con el sangrado de las encías al masticar un alimento o al cepillar los dientes.

Si el individuo no toma medidas para su higiene bucal, los microbios no removidos penetrarán en zonas más profundas de los dientes (fibras y huesos que dan el soporte a cada pieza), alerta la especialista. Esta etapa, la de periodontitis, puede ser tan severa que provoque el movimiento de los dientes, e incluso, su pérdida. Otros factores, como la adicción al cigarrillo o al alcohol, pueden empeorar el cuadro.

Cabe destacar la existencia de una periodontitis agresiva, "que puede aparecer en sujetos muy jóvenes, y se relaciona con factores inmunológicos".

La primera recomendación es acudir al consultorio odontológico, al menos una vez al año, para un examen integral de la boca que determine si hay o no enfermedad periodontal. Y en caso de disfunción eréctil, pensar que esa dificultad para funcionar en la cama puede deberse a la boca.

VANESSA DAVIES
[email protected]

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal