Sexualmente, las mujeres son más táctiles y los hombres más visuales


Si nos preguntamos por qué los hombres disfrutan de la pornografía mientras que las mujeres optamos por los libros románticos con algún que otro episodio erótico, una sencilla explicación puede darnos la respuesta. Las mujeres buscamos una relación, mientras que los hombres se conforman con el sexo y, mientras que a ellos les excita la fotografía de una mujer desnuda, a nosotras nos resultaría indiferente un desnudo y en cambio verle a ese hombre con una mujer nos gustaría por el simple hecho de que nos hace pensar que se trata de una relación.

Lo visual y lo táctil

Los hombres son mucho más visuales que las mujeres, y esto lo demuestra un estudio de 1920, realizado a cientos de americanos y americanas. Helen Fisher, en su libro ‘El primer sex’o, explica cómo el 65 por ciento de los hombres entrevistados admitía haber cotilleado a través de la ventana de su dormitorio, mientras que tan sólo dos de cada diez mujeres lo habían hecho.

El efecto de una imagen erótica no es tan impactante para una mujer, quien necesita en una película pornográfica algún argumento o una historia romántica. El hombre, en cambio, se limita a disfrutar de las escenas sexuales. Nuestras fantasías incluyen, por lo general, palabras de afecto y un compromiso. Las mujeres somos más físicas: en una fantasía, percibimos el olor de una vela encendida, o una balada de fondo, y en una relación sexual preferimos un abrazo y los besos.

El físico versus la permanencia

Incluso otra explicación podría establecer el por qué de esta diferencia. Un hombre ve con sus propios ojos si una posible pareja es fuerte, rápida, joven. Y si tiene en cuenta el tamaño del pecho, es porque pensará que su hijo tendrá la alimentación óptima. En definitiva, puede determinar de forma visual si con la candidata podría tener unos hijos sanos.

Las mujeres, en cambio, prefieren comprobar que el hombre con el que mantienen una relación no es sólo fuerte, rápido y joven, sino que seguirá a su lado para ofrecerle seguridad y protección y para cuidar de sus hijos. En síntesis, quiere comprobar que no se irá. Es por esta razón por la que muchas mujeres esperan hasta conocer bien a un hombre, hasta saber que de verdad siente algo fuerte por ella, antes de tener la primera relación sexual.

Es una realidad que los hombres son más visuales en el sexo mientras que las mujeres somos más táctiles, pero estas explicaciones nos llevan a descubrir que somos, por qué no decirlo, totalmente diferentes y también compatibles. Y tal vez sea cierto: ellos de Marte y, nosotras, de Venus.

Fuente: http://www.diariofemenino.com/amor-sexo/sexualidad/articulos/sexo-mujere...

DJ

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal