Esteban Urquizu

El presidente de Bolivia, Evo Morales, encabezará mañana una sesión de honor del Congreso para celebrar los 185 años de fundación del país, en medio de polémicas sobre la ciudad elegida para hacerlo, la izada de la bandera indígena y conflictos en la región de Potosí que vivirá una jornada "de luto". El Gobierno de Morales decidió que la sesión de la Asamblea Legislativa se realice este año por primera vez en la ciudad oriental de Santa Cruz, feudo de líderes opositores, y no en la sureña Sucre, que es la capital constitucional de Bolivia y sede tradicional de esa actividad por las fiestas patrias.

El gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu, y la alcaldesa interina de Sucre, Verónica Berríos, ambos oficialistas, han manifestado su apoyo a la decisión del Ejecutivo.

La decisión fue rechazada por opositores de Chuquisaca, donde está Sucre, que recordaron que Bolivia "nació a la vida" el 6 de agosto de 1825 en la Casa de la Libertad de esa ciudad.

Urquizu ha replicado que la historia de Bolivia "empieza el 22 de enero" de 2006, día elegido para la primera investidura de Morales, por lo que, a juicio del gobernador oficialista, "ya no hay nada que celebrar el 6 de agosto".  seguir leyendo »