Skinny dipping o nadar desnudos, la última moda para aliviar el estrés


Los británicos son conocidos alrededor del mundo por ser muy, muy serios. Sin embargo, hay algunos que se escapan de la regla y, por el contrario, han demostrado ser bastante osados. Son aquellos a los que les gusta el skinny dipping o nadar desnudos, una actividad que se ha convertido en una verdadera moda, no sólo en Gran Bretaña, sino que también en muchas otras partes del mundo.

"Skinny dipping es la experiencia erótica social más universalmente reconocida del mundo", describe "The Skinny Dipping Report", un sitio web que se proclama "la mayor autoridad del mundo en nadar desnudo y hacerlo bien". También existe la página Secret Swimming, la cual dice ser "una comunidad mundial de personas apasionadas por la natación y el descubrimiento de lugares secretos".

Fue precisamente a ellos a quienes recurrió Sara Lawrence, periodista del Daily Mail, para escribir un reportaje vivencial sobre esta nueva tendencia. Para ello se trasladó hasta Wimbledon Common, un amplio lugar ubicado al suroeste de Londres, donde se encontró con muchas personas que aprovechaban los últimos calores del verano.

Allí se encontró con familias haciendo pic-nic, niños gritando emocionados y madres persiguiéndolos por todos lados. "A diferencia de todos los demás, no estoy mordisqueando un sándwich o lanzándole un palo a un perro. Tampoco estoy vestida con un bonito vestido ni sandalias de diseñador. De hecho, no estoy vestida con nada... Estoy tan desnuda como el día que nací", cuenta en su reportaje.

La periodista sostiene que quienes se sienten "horrorizados" con lo que están leyendo, deberían primero probarlo, "porque a nadie le sorprende más que a mí descubrir que se siente bastante bien".

Sara Lawrence relata que llegó hasta ese lugar luego de unirse a The Secret Swimming Club, una sociedad secreta de personas a las que les gusta aliviar el estrés de la vida moderna disfrutando de la libertad de nadar desnudos en paisajes hermosos. Son algo parecido a los nudistas o naturistas, aunque para éstos la desnudez es un asunto más cultural y que incluso puede llegar a ser político.

El grupo fue creado por el empresario Fabien Riggall y está abierto a cualquiera que esté dispuesto a darse un chapuzón desnuda/o en ríos, arroyos, embalses y lagos congelados.

"Este club de natación busca romper con lo formal, lanzarse a una aventura. Nuestras vidas son tan organizadas, tan rígidas e ir a nadar en la naturaleza salvaje con un grupo de personas que piensan como tú es liberador y excitante", explicó Riggal a la periodista.

Los integrantes de The Secret Swimming Club se reúnen una vez al mes para relajarse, conversar y, por supuesto divertirse desnudos al aire libre. Los lugares de encuentro se mantienen en reserva hasta el último momento y sólo son revelados a los miembros del grupo. Una ventaja para ellos es que en Inglaterra y Gales no es considerado una ofensa estar sin ropa al aire libre, a menos que la conducta avergüence, alarme o haga sentirse ultrajada a otra persona.

Tras vivir en carne propia la experiencia de nadar desnuda, Sara Lawrence asegura sentirse fresca, aliviada e incluso más empoderada que nunca. "La experiencia también refuerza mi creencia de que tener una imagen negativa del cuerpo es una pérdida de tiempo, porque a la luz del skinny dipping todos son hermosos. Nadie se preocupa de sus defectos, simplemente lo están pasando bien", dice.

Lo permitido y prohibido en el skinny dipping

La moda de nadar desnudos se ha vuelto tan popular en todas partes del mundo, que el blog neoyorquino gawker.com publicó hace algunas semanas una "guía de etiqueta" con las conductas que están permitidas y prohibidas en el skinny dipping. La "normativa" también fue publicada luego de que en agosto el político estadounidense Kevin Yoder tuviera que ofrecer disculpas públicas por nadar desnudo en un sitio sagrado del Mar de Galilea en un viaje oficial que realizó en 2011 con otros 20 legisladores.

Algunas de las reglas de gawker.com para el skinny dipping son:

- Nadar desnudos no es una obligación. Si quieres parecer espontánea/o y divertida/o sin necesidad de sacarte la ropa, puedes lanzarte al agua con todo puesto y así darás a entender que están tan ansiosa/o por pasarlo bien, que no perdiste el tiempo desnudándote.

- No puedes dedicarte sólo a mirar, porque los otros creerán que eres una/un pervertida/o. Si no quieres saltar al agua, es mejor que te des la vuelta y te alejes del lugar.

- El skinny dipping no es sinónimo de orgía, sino que se trata de disfrutar las sensaciones placenteras de sumergirse en algo así como una gran tina con agua. Intenta interactuar con las otras personas como normalmente lo harías, manteniendo tu mirada siempre en sus rostros y no en otras partes de sus cuerpos.

- Quítate la ropa con espontaneidad, no busques seducir. Hazlo rápidamente y luego lánzate al agua. Si te sientes incómoda/a también puedes sumergirte con tu ropa interior, y luego sacártela y dejarla en la orilla.

- No trates de avergonzar a los otros escondiendo su ropa. Para evitar ser una víctima de ese tipo de bromas, esconde la tuya en un lugar seguro.

- Es más apropiado hacer skinny dipping en la noche, en piscinas, lagos o playas. Lo importante es que no sea un lugar público o reconocidamente religioso.

- No nades desnuda/o con menores de edad.

- No tomes fotografías para recordar el momento. Es suficiente con retenerlo en la memoria.

Los lugares top para hacer skinny dipping

En junio pasado, la famosa guía de viajes "Lonely Planet" publicó un artículo con los 10 mejores lugares para hacer skinny dipping. Los elegidos fueron:

1.- Formentera, España

2.- Lago Viti, Islandia

3.- Los onsen japoneses

4.- Cualquier lago congelado en Finlandia

5.- Montañas Porcupine del Wilderness State Park, Michigan, Estados Unidos

6.- Playa Paraíso, Mykonos, Grecia

7.- Islas Radha Nagar, Andaman y Nicobar

8.- Blackmoss Pot, Inglaterra

9.- Jardín Englischer, Munich, Alemania

10.- Isla Tortuga, Fiji.

Fuente: Emol

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios