Mejora la apariencia de las estrías en tu piel


Yo creo que es muy injusto que a las mujeres nos salga celulitis, espinillas, suframos para mantener el peso y a que además las estrías se apoderen de nuestro cuerpo y permanezcan con nosotras como un mapa de ruta de lo que hemos engordado o rebajado. Perdón, a los hombres también les atacan, pero si han bajado muy violentamente de peso, a las mujeres nos salen siempre.

Las estrías son cicatrices que se forman cuando se desgarra la retícula elástica cutánea, es decir, la membrana situada en la dermis, encargada de garantizar la elasticidad de la piel.

Las mujeres que han estado embarazas entienden de este tema pues durante nueve meses hay que untarse todo el cuerpo de muchas cremas y muchos aceites para mantener la piel hidratada. La ruptura de los tejidos se debe a dos causas fundamentales: los cambios bruscos de peso y las alteraciones hormonales, por eso es habitual que se formen durante la pubertad, el embarazo y la menopausia.

En mi experiencia, las estrías no se quitan, pero sí podemos mejorarlas y volver a recuperar la lozanía de la piel.

Ten cuidado con los masajes, pues yo creía que podían mejorar pero los masajes bruscos o reductores no son recomendables para el tratamiento de las estrías ya que pueden dañar aún más la piel. El masaje para este tipo de casos es el clásico circular con la crema recomendada y que lo realice la propia paciente en su domicilio.

Remedios caseros para las estrías

Crema para las estrías de aguacate
Mezclar la pulpa de medio aguacate con una cucharada de limón y una de miel. Se aplica la mezcla todos los días dándose masajes circulares.

Uva
La uva constituye un cosmético muy interesante para la protección y embellecimiento de la piel al tratarse de uno de los mejores humectantes, por lo que la hidratan y la recuperan de los efectos de la sequedad.

La pulpa de este fruto extendida sobre las estrías en forma de mascarilla durante 20 ó 30 minutos es un buen recurso para ayudar a que desaparezcan o evitar su formación.

Cataplasma con zanahoria
Es muy útil para para curar los problemas de la piel, como eczemas, heridas, y paliar la acción destructiva de los rayos ultravioletas, motivo por el cual forma parte en la composición de muchos filtros solares.

Una mascarilla de pulpa de zanahoria durante media hora favorece además la tersura de la piel.

Qué comer para mejorarlas

Aceite de germen de trigo, algas (sobre todo la espirulina y la chlorella), frutos secos, pipas de girasol, huevos, leche, lácteos, cereales integrales, aceite de oliva extra virgen, aguacate, soja.

Fuente: Huffington Post

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal