Eurovisión 2013: la final tendrá un beso lésbico gracias a Finlandia


La segunda semifinal de Eurovisión 2013 ha nutrido de baladas la gran final que se celebrará el próximo sábado y que, gracias a las votaciones, contará también con el beso lésbico de la actuación finlandesa y otra firme candidata a disputarle el triunfo a Dinamarca, la vecina Noruega.

Además de esos dos países, se han clasificado Hungría, Azerbaiyán, Georgia, Rumanía, Islandia, Armenia, Malta y Grecia, en una noche que ha dejado fuera a Letonia, a Bulgaria, a la guitarra al más puro estilo U2 de Albania y a la a priori bien posicionada San Marino.

Se quedan fuera además los miembros del ejército de liberación Takasa, de Suiza, con el concursante masculino de mayor edad de la historia de Eurovisión (95 años), y la singular propuesta macedonia, que combinaba la voz del joven Lozano con el carisma y rotundidad de la cantante Esma, de 69 años de edad, la folclórica que España nunca se ha atrevido a llevar a Eurovisión.

Resultó un espectáculo musical casi sin un respiro, que ha sumado más puntos con las actuaciones de dos de sus más jóvenes estrellas, el cantante de origen kurds Darin y la guapa Agnes, que se dio a conocer internacionalmente con "Release me".

Mejor aún ha sido el arranque, en el que la música clásica ha tomado cuerpo a través de la cultura urbana, con una coreografía de hip hop, un guiño de flamenco, y piruetas de "skateboard" en una sutil transición hacia los ritmos electrónicos más punteros del "dubstep".

De entre los clasificados, ha sobresalido la actuación del guapo azerí Farid Mammadov, que ha tirado de sonrisa y de una efectista coreografía, en la que un doble suyo realiza piruetas de contorsionista en una caja transparente de angostas proporciones.

Muchos más divertida y loca ha sido la propuesta de la Katy Perry finlandesa, Krista Siegfrids, que promueve la legalización del matrimonio homosexual con su traje de novia y el anunciado beso final con una de sus coristas.EFE

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios