"Déficit de atención con hiperactividad en los niños tiene una explicación genética"