3 pasos para seleccionar las fresas perfectas

3 pasos para seleccionar las fresas perfectas

Seleccionar la fresa que esté en perfecto estado requiere de la utilización algunos de los sentidos: el tacto, la vista y por su puesto el olfato.

Esto evitará que al momento de comerla esta tenga un sabor demasiado agrio, tenga algunos golpes afecta su aspecto si se va utilizar como elemento decorativo para un postre. Uno de los momentos más desagradables es que se encuentre en estado de descomposición.

Para que no suceda ninguno de los casos anteriormente mencionados, la fresa debe poseer ciertas características para seleccionar la adecuada:

El primer aspecto que se debe notar es el color, este no debe poseer pintas verdes esto es un indicio de que aun no se ha madurado por completo. Así que su sabor en este punto es agrio, por lo que un rasgo importante es que tenga un rojo oscuro por todas partes.

Aunque la fresa sea pequeña no es motivo de descartarla, las mejores son pequeñas pero poderosas. En el caso de la alpina, también conocida como fraises des bois, por ejemplo, es súper dulce y deliciosa.

Al momento de observarlas a ninguna de ellas les debe faltar el tallo no se debe retirar hasta que se hayan lavado para tener una perfecta conservación. Así se conservan por mucho más tiempo, esto equivale a quitarle la piel al cambur y esperar un tiempo para consumirla.

Fuente: Cocina y vino

AJV

Categoria: