5 errores que puedes estar haciendo en los desayunos

La gran velocidad con la que marcha el día a día, ha disminuido la calidad y el tiempo que le dedicamos al desayuno. Tomar un yogurt o comer unas tostadas con mantequilla y fiambres, no se considera un desayuno completo. La primera comida del día debe tener presente todos los grupos alimenticios. Para que no caigas en equivocaciones, lee cuáles son las más comunes y no las repitas.

No hay suficiente proteína

La proteína se digiere más lentamente que los hidratos de carbono, así que sin grandes cantidades de ella, podrás tener hambre más temprano que tarde. Beber leche, agregar un huevo al desayuno, carnes magras o fiambres de pavo y pollo, son porciones saludables y necesarias.

Muy poca fibra

Cuanto más azúcar haya en el cereal del desayuno, más rápido se digiere, y más hambre tendrá. Por el contrario, más fibra le mantendrá lleno por más tiempo. Siempre debe haber al menos cinco gramos de fibra, y siempre debe haber más fibra que azúcar. Para la fibra extra, añadir chia o semillas de lino (linaza). Si elige este último, asegúrese de moler las semillas en primer lugar, de lo contrario no va a absorber sus beneficios nutricionales.

Sin grasa

Una comida sin grasa puede hacerte tener hambre en una hora. Es indispensable agregar algo de grasa al desayuno, una buena fuente son los frutos secos, las almendras, el maní, nueces, avellanas. Aguacate y también mantequilla en pocas cantidades.

Muy poca comida

El desayuno debe ser espléndido en cantidad y sabor. Una taza de frutas no equivale a un desayuno completo, por su parte, debe contemplar una amplia variedda de alimentos en todos sus niveles en cantidades equilibradas. Tener carbohidratos, proteínas, fibra en partes bien distribuidas conforman una primera comida completa.

Demasiado tarde en el día

Por lo general se recomienda comer a una hora de vigilia, si es posible. Cuanto más tiempo una persona espera para comer el desayuno, el hambre aumenta y se hace más difícil quedar satisfecho. Recuerde: Uno de los principales propósitos del desayuno es de proporcionarle combustible después de un largo descanso de comer.

Fuente: Cocina y Vino

PS

Categoria: