Aprende a preparar unos ricos Aros de cebolla

Aprende a preparar unos ricos Aros de cebolla

Los aros de cebollas representan un rico complemento que combina perfectamente con más de un platillo, desde ensaladas, hasta hamburguesas; y que acumulan a más de un adepto alrededor de mundo.

Con esta receta la preparación de aros de cebollas perfectos dejará de ser un secreto de restaurantes y grandes cadenas de comida. Aprende a prepararlos de forma rápida y sencilla desde tu hogar, para que los comas siempre que quieras.

Ingredientes

- 1 ó 2 cebollas
- 150 gr de harina
- 250 gr de pan rallado
- 250 ml de leche
- 1 huevo
- 1 cucharadita de levadura
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de pimienta
- Aceite para freír

Paso a paso:

1.- Lo primero es pelar y picar la cebolla en rodajas gruesas de 1 cm de grosor. Desechas los extremos, el primer aro exterior y los del centro, asegurándote que no quede ningún aro unido a otro.

2.- En cuanto los tengas todos sueltos, introdúcelos en un recipiente con agua fría y un poco de sal para suavizarles el sabor.

3.- Mientras, pon la harina en un recipiente, junto a la levadura y la sal. Mezcla bien.

4.- Sacas los aros del agua y colócalos en un papel absorbente para secarlos. Después pásalos por la harina, asegurándote que estén bien impregnados por todos los lados y reservas. No tires la harina que te va a servir para hacer el rebozado.

5.- Bate el huevo en un bol, agrega la leche y la pimienta y lo remueves. Incorporas la harina y sigues removiendo hasta conseguir una mezcla homogénea y sin grumos.

6.- Sumerge los aros en esta mezcla, los sacas y los escurres un poco. Luego los pasas por el pan rallado que has puesto con antelación en un recipiente y los rebozas por todos los lados.

7.- Pon una sartén al fuego con abundante aceite y en cuanto esté caliente los fríes a fuego medio-suave. Cuando estén dorados por un lado, les das la vuelta para que se hagan del otro.

8.- Retíralos del sartén cuando estén dorados y ponlos en un plato con papel absorbente para quitarles todo el exceso de aceite.

Tips

- Los tienes que freír en aceite muy caliente para que se forme la costra y estén más crujientes.

- Los puedes rebozar con pan rallado normal.

- No tires la cebolla que te ha sobrado, la puedes usar para otros platos.

Fuente: Cocina Facilisimo

No olvides consultar nuestra sección especial de Recetas para completar el menú.

RA

Categoria: