Cómo almacenar café para que su sabor permanezca intacto por más tiempo

Cómo almacenar café para que su sabor permanezca intacto por más tiempo

El café es una de las bebidas más populares del mundo. Adorado por cientos de miles de personas, el café es un compañero fiel de una tarde de invierno y de una mañana de oficina. Sin embargo, es probable que pierda su sabor inigualable por un pequeño (aunque significativo) detalle: la forma en que lo guardas.

El café es una de las bebidas más populares del mundo. Adorado por cientos de miles de personas, el café es un compañero fiel de una tarde de invierno y de una mañana de oficina. Sin embargo, es probable que pierda su sabor inigualable por un pequeño (aunque significativo) detalle: la forma en que lo guardas.

¿En el freezer? No, por favor. Existen otras maneras sencillas y efectivas de guardar el café para que su sabor permanezca intacto por más tiempo. Hoy las compartimos contigo.

Si eres de los que está acostumbrado a tomar café a diario, no tiene sentido que guardes los granos de café en el freezer porque tienes que recordar con antelación bajarlo a la heladera.

Esto puede hacer que, si te olvidas de bajarlo, te quedes sin tomar tu taza de café tan preciada. Sin contar la pérdida de sabor que se da en los granos al congelarse: la humedad del freezer ingresa a los granos de café y modifica el sabor original de los granos.

¿Y qué pasa con los del supermercado?

Muchos solemos comprar los granos de café en el supermercado. ¡Pero cuidado! Para que el café se considere fresco, no tienen que haber pasado más de 2 semanas de la fecha de tostado. Algunos dicen que su frescura puede durar hasta 1 mes.

Sin embargo, este lapso de tiempo se acorta si el café está premolido. Es por esto que las empresas grandes que fabrican el café molido no inscriben la fecha de molido en el paquete: si todos supiéramos el momento en que fue molido, lo más probable es que habría muchas menos personas consumiéndolo.

Imagina entonces, que si compras un paquete que hace varios meses que está en la estantería del super, lo más seguro es que estés llevando a tu hogar un café realmente pasado.

Los métodos más recomendados

Cuando compras los granos de café frescos ya sea en un almacén o en una casa especializada de cafés, tienes que tener en cuenta la cantidad que vas a consumir. Piensa a corto plazo: calcula no más de 2 o 3 semanas. Luego opta por alguno de los siguientes métodos de guardado:

Uno de los modos de guardar el café más extendidos es dejarlo en la misma bolsa en la que lo compraste. Muchas marcas están vendiendo paquetes con cierres zip que te permiten cerrarlo «al vacío» de forma tal que no ingrese aire ni humedad ambiente que pueda dañar los granos.

Otra manera de guardarlo es utilizar frascos de vidrio. Si bien puedes dejarlos en la bolsa que los compras para que permanezca su sabor, la ventaja de este tipo de frascos es que son un poco más prácticos. Tienes todos los tipos de café diferenciados por etiquetas, con sus colores característicos a la vista, y mucho más a mano que en una bolsa guardada en la alacena.

También existen unas latas diseñadas especialmente para guardar café que conservan perfecto el sabor del café. Si consigues una de ellas, lo único que tienes que hacer es colocar los granos dentro, apretar la tapa para que salgan los restos de oxígeno y humedad innecesarios y abrirla sólo cuando vayas a consumir.

Una vez que hayas elegido el contenedor en el que vas a guardar el café, recuerda que lo mejor es dejarlo en un lugar fresco lejos de la luz (¡y del freezer!)

Guardar el café no tiene por qué ser un proceso complejo. Por supuesto, cada quien tendrá su opinión al respecto y habrá quienes no cambien la bolsa de plástico para el freezer por nada del mundo. Pero hoy ya te llevas múltiples ideas para guardar el café de forma fácil y efectiva de manera que su sabor permanezca absolutamente intacto por mucho más tiempo. Y tú ¿cómo sueles guardar el café?

Fuente: vix / MF

Categoria: