Deliciosa tarta fría de limón

Esta tarta ya la he hecho dos veces en poco tiempo en casa, porque es muy refrescante y apetece mucho ahora con estas calores.
Te animo a que la prepares, es sencilla de hacer y está tan rica, que no te arrepentirás, y si no ya me contarás.

Ingredientes:

Para la base:

170 gramos de galletas tostadas María

100 gramos de mantequilla sin sal

Para la tarta:

600 gramos de queso crema Philadelphia

400 gramos de azúcar

400 gramos de nata para montar

225 gramos de zumo natural de limón

Ralladura de dos limones

8 hojas de gelatina

Para adornar:

Una ralladura de limón
Unas hojas de hierva buena

Preparación:

Preparamos el molde forrándolo con papel sulfurado y acetato, para luego desmoldarlo fácilmente y quede bonito.

Trituramos las galletas, calentamos la mantequilla y lo mezclamos bien hasta que este todo integrado, ponemos sobre el molde, aplanándolo bien con una cuchara, una vez hecho, metemos el molde en la nevera.

Montamos la nata y conservamos en la nevera.Ponemos la gelatina a hidratar en agua fría, durante cinco minutos.

Exprimimos limones hasta obtener 225 gramos de zumo, agarramos una parte pequeña del zumo y lo calentamos al microondas, en el echamos la gelatina previamente escurrida, la disolvemos bien y mezclamos al resto de zumo.

Con las mitades de los limones que hemos exprimido, rallamos dos limones enteros, los míos eran grandes, por cierto mirar este que forma mas rara que tiene, la naturaleza a veces nos sorprende.

Mezclamos bien en una batidora, en mi caso lo hice en Thermomix, mezclamos el queso, el azúcar, el zumo y la ralladura de limón.

Por último sacamos la nata de la nevera y vamos mezclando parte de la nata con la otra mezcla hasta incorporarla toda siempre con movimientos envolventes para que la nata no se vaya abajo.

Sacar el molde de la nevera y echar la mezcla sobre la base de galleta.

Dar unos golpecitos sobre el mármol para que se siente bien la mezcla y metemos en la nevera.

Pasado un par de horas rallamos otro limón y echamos la ralladura sobre la tarta para adornarla, meter a la nevera al menos cuatro horas mas, yo la metí en el congelador por la noche porque la tenia que llevar al día siguiente a casa de mi tíos a Lloret de mar y esta a cien kilómetros de mi casa y tenía miedo que se estropeara, pero saben, llegó perfecta, allí la desmoldé y éste es el resultado.

Fuente: Cocina Facilísimo

LR

Categoria: