Ideas para preparar loncheras saludables y nutritivas para tus hijos


Cuando inicia el ciclo escolar muchas mamás nos enfrentamos al gran dilema de qué poner en las loncheras de nuestros hijos para la merienda. Es muy importante que nuestros hijos aprendan desde pequeños sobre alimentación nutritiva, pues esto les permitirá hacer elecciones saludables en un futuro, cuando se presente la ocasión.

1.- Lo más fácil no siempre es lo más recomendable

Lo más sencillo por las prisas de la mañana, es llenar la lonchera con snacks, jugos artificiales, gaseosas y otras golosinas. Probablemente nuestros hijos estén felices con esta merienda, pues a ellos suelen gustarles las “chucherías”.

2.- Otras mamás prefieren darles dinero a sus hijos para que consuman algo en la tienda del colegio, sin embargo, con ello propiciamos el consumo de gaseosas y golosinas y los exponemos al consumo de comida chatarra, contaminada o en mal estado.

Si queremos brindar a nuestros hijos una merienda saludable, vale la pena esforzarnos, planificar con antelación el menú y quizá levantarnos un poquito más temprano para poder prepararles una lonchera nutritiva que les ayudará a elevar su rendimiento intelectual. Recordemos que la salud empieza basada en buenos hábitos alimentarios.

3.- Puntos a tomar en cuenta al preparar la lonchera

- Los niños en plena actividad necesitan entre 2 mil y 3 mil calorías diarias. La merienda escolar no debe reemplazar el desayuno o almuerzo, sino que debe ser una fuente de energía adicional, que les permita a nuestros hijos prestar mayor atención y poder concentrarse en clase.

- Algo importante es que los alimentos que les enviamos al colegio deben ser variados y fáciles de digerir. Se debe evitar aquéllos alimentos que pueden fermentarse o enranciarse fácilmente.

- La cantidad de alimentos estará en función de la edad del niño, el desarrollo, y el tiempo que dure la jornada escolar. Lógicamente un niño pequeño necesitará porciones chicas que irán aumentando a medida que vaya creciendo. Los niños o adolescentes que permanecen largos períodos fuera de casa, deben llevar una merienda un poco más fuerte que incluya carnes (jamón), cereales, verduras, frutas y agua pura.

- Al preparar las loncheras escolares debemos cuidar no solo el factor nutrimental. También es importante que la lonchera sea apetitosa para nuestros hijos, porque de lo contrario, corremos el riesgo de que regresen a casa con la lonchera intacta.

- Vale la pena invertir en una buena lonchera. Son mejores las que contienen material aislante, ya sean suaves o duras y resistentes al agua. No obstante, las duras, preservan los alimentos frescos por más tiempo.

Fuente: Dietas

EA

Compartir



 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios

 
 
 
 

Suscribete a nuestro boletín semanal